Ovación
Jueves 23 de Noviembre de 2017

Bielsa viajó a Chile para despedir a Bonini y el Lille lo echó de su cargo

Los franceses, que lo había suspendido momentáneamente, tomaron la decisión de sacarlo del cargo. El Loco había dejado el club, sin permiso, para estar en el velorio de su amigo.

Trabajos de envergadura en los campos de entrenamiento, refuerzos costosos, comunicación restringida: el Lille se plegó a las exigencias de Marcelo Bielsa antes de prescindir se sus servicios el miércoles, acuciado por la falta de diálogo y los pobres resultados.

El presidente del club, Gerard López, principal apoyo del técnico argentino, y artífice de su fichaje por el club del norte de Francia, tomó una decisión drástica en busca de romper una situación que ha llevado al Lille al puesto 19 de la Ligue 1.

El despido del entrenador, que el miércoles trabajó en su oficina de la sede del club, no tiene nada que ver con el eventual viaje de El Loco a Chile para visitar a su antiguo colaborador Luis Bonini, fallecido este jueves de cáncer según la prensa sudamericana.

La falta de diálogo entre el entrenador y los dirigentes ha acabado por romper una cuerda estirada por los malos resultados.