Ovación
Domingo 13 de Octubre de 2019

Argentina se enfrenta a Ecuador con Alario y Lautaro Martínez desde el arranque

En un primer tiempo sólido, se impone 3-0 en el amistoso con goles de Alario, Espinoza en contra y Paredes de penal.

Sin aplicar una presión asfixiante, la Argentina de Scaloni dominó de arranque nomás a un Ecuador que salió ordenado a esperar en su terreno, con el plan de reducir los espacios para no permitir el despliegue de los futbolistas rivales. Lo más picante de la Selección estuvo en los desbordes de Lucas Ocampos por la banda izquierda.


Pero el que sacudió la soleada tarde en Elche fue Lucas Alario. El delantero del Bayern Leverkusen, que había cambiado la ecuación cuando ingresó en el segundo tiempo ante Alemania en Dortmund, volvió a aprovechar su nueva chance.

Esta vez como titular, Alario tardó 19 minutos en marcar otra vez. Fue de cabeza tras un tiro de esquina. Se elevó al borde del área chica, les ganó a todos y clavó el frentazo al lado del palo derecho de Ortiz. Es el tercer tanto con la camiseta de su país en seis presentaciones en total, con Edgardo Bauza, Jorge Sampaoli y Scaloni.

Ecuador, que se había entusiasmado al inicio con un tiro libre de Sornoza, se apagó rápidamente y luego del primer tanto recibido se desmoronó del todo. La Argentina siguió yendo para adelante y fue cuestión de minutos para que llegaran más goles.

Una trepada de Marcos Acuña terminó en el segundo. El centro del Huevo se desvió en Espinoza y se metió en el arco ecuatoriano. Ahí ya dio la sensación de que el encuentro se había terminado, mucho antes de poder armarse.


Ni hablar después del tercero. Fue de penal. A Lautaro Martínez lo bajó torpemente Aimar en el área y el árbitro sancionó bien la pena máxima. Y aunque Lautaro quería patearlo para continuar incrementando sus números en la era Scaloni, Leandro Paredes le sacó la oportunidad. Resultó curiosa esa discusión que se dio entre ambos, en medio de un amistoso resuelto.


Paredes ejecutó con firmeza y el de Inter no dudó en ser el primero en ir a saludarlo -luego de que varios compañeros se acercaran a hablarle- para desactivar polémicas.


Para el complemento, los cambios masivos -como suele suceder en esta clase de compromisos- desarman lo sucedido en la primera parte y presentan otro escenario. Y Ecuador salió con otra decisión al campo, impulsado por cuatro modificaciones. Así, se fue acercando al arco de Marchesín con la colaboración de una defensa que dejó dudas y apeló a infracciones al borde del área.


De uno de esos tiros libres vino el descuento. Mena, uno de los que ingresó en el equipo del interino Jorge Célico, sorprendió a un Marchesín que pensó que la pelota se iba afuera y se le terminó colando en el palo izquierdo.


Y justo en ese momento, en el de más inestabilidad si se quiere del conjunto nacional, una pelota parada se vistió de oportunista para volver a aplacar a los ecuatorianos. Paulo Dybala (entró en el entretiempo) mandó el centro y fue Germán Pezzella, que venía con algunos desajustes en la marca, el que puso el cuarto de cabeza ante un arquero que no salió.


El quinto fue obra de Nicolás Domínguez, el pibe de Vélez que se dio el gusto de debutar en la red con la camiseta celeste y blanca con un remate potente que se incrustó por debajo contra un palo.


Pero había tiempo para más. Porque la Argentina no aflojó nunca. Ocampos hizo el sexto luego de un rebote de Ortiz. Así, el ex River anotó dos tantos en esta gira y al igual que Alario le sacó jugo a esta última prueba en la que Scaloni se apoyará para sacar las conclusiones finales y armar así el equipo definitivo para la próxima citación de noviembre y el inicio de las Eliminatorias en 2020.

Comentarios