San Juan 8 > Información General

Nalbandian tambien debutó con el pie derecho en la Copa Peugeot

El cordobés que venía de una larga inactividad derrotó a Dolgopolov por 6-1 y 7-6 (7-4) en la primera jornada del torneo que se desarrolla en el Buenos Aires Lawn Tenis.

David Nalbandian, el símbolo del tenis argentino en la Copa Davis, volvió a jugar hoy después de casi cuatro meses y regresó con un triunfo sobre el ucraniano Alexandr Dolgopolov, por 6-1 y 7-6 (7-4), en el marco de la Copa Peugeot, un torneo de exhibición que cumple 10 ediciones.

Te puede interesar...

El "Rey" David, relegado al puesto 82 del ranking mundial de la ATP, empleó una hora y 15 minutos para doblegar a Dolgopolov (18) ante unas cuatro mil personas que se acercaron a presenciar el segundo partido de la jornada al Buenos Aires Lawn Tennis Club, en el barrio porteño de Palermo.

En el primer turno, el tandilense Juan Mónaco (12) le ganó al también argentino Carlos Berlocq (66), por 6-3 y 7-6 (7-5), en un partido válido por el Grupo "A" que completa el francés Gilles Simon (16).

Nalbandian, en tanto, comenzó triunfal su participación en el Grupo "B" que completa el murciano Nicolás Almagro (11), finalista este año del ATP de Buenos Aires (perdió la definición con su compatriota David Ferrer) y también finalista de la Copa Davis con España, en la caída frente a al República Checa, en Praga.

El certamen de exhibición que se juega en el barrio de Palermo debió comenzar ayer pero no fue posible debido a la torrencial lluvia que afectó la Capital Federal, que obligó a reprogramar los partidos para hoy y en una jornada doble.

De manera que más tarde jugarán nuevamente Berlocq ante el francés Simón, y cerrará Almagro frente a Dolgopolov, según informó a Télam la Asociación Argentina de Tenis (AAT).

El sistema de la Copa Peugeot contempla a seis tenistas divididos en dos grupos de tres y con enfrentamientos de round robin (todos contra todos) programados para hoy y mañana, mientras que el domingo animarán la final los ganadores de cada zona.

En ese contexto, Nalbandian salió a jugar ante su público y brilló a pleno durante los 24 minutos que duró el set inicial, en el que el ucraniano fue una sombra.

El cordobés de Unquillo sacó a relucir buena parte de su repertorio y deleitó con su delicioso revés cruzado y paralelo a dos manos, además sacó bien y devolvió mejor, un cóctel perfecto que se sumó a un excelente estado físico, ya que también lució más delgado de lo habitual.

Dolgopolov, un tenista de golpes rápidos y muy ofensivo, jugó mucho mejor en el segundo set, casi al nivel que el 19 de agosto pasado cuando venció a Nalbandian en la segunda ronda del ATP de Winston Salem, Estados Unidos, en el que fue el último partido oficial del argentino, ya que luego se lesionó.

El partido se hizo parejo, la gente se prendió más, la definición se estiró al tie break y ahí prevaleció Nalbandian, quien se puso rápido 5-1 en ventaja y luego definió cómodo por 7-4.

Lo importante de la exhibición fue que Nalbandian se mostró a pleno, luego de una temporada signada por las lesiones, sobre todo la última que lo marginó del US Open y la semifinal de Copa Davis que la Argentina perdió con los checos en Buenos Aires, entre otros torneos.