Mundo
Lunes 24 de Junio de 2019

Una misteriosa ola de muertes en un lujoso hotel conmociona a Punta Cana

Fueron once los turistas estadounidenses que fallecieron en República Dominicana en el último año. El hotel tomó una decisión.

El anunció fue dado a conocer como resultado de las dos muertes ocurridas en dicho hotel y debido a una serie de fallecimientos de turistas de origen estadounidense registrados de manera misteriosa en diferentes hoteles de República Dominicana. En total ya son 11 desde junio de 2018.



Pero esa no es la única medida que tomó el resort. Además, todos los alimentos y bebidas serán evaluados por un laboratorio de los Estados Unidos.



"Estamos profundamente tristes por estos incidentes desafortunados y extendemos nuestra más sincera condolencia a las familias de los afectados", dijo el viernes la gerente del Hard Rock Hotel.



El comunicado agrega que "aunque los informes oficiales indican que estos incidentes no están relacionados, Hard Rock Hotel & Casino Punta Cana ha tomado medidas, basadas en los comentarios de los huéspedes, para mejorar la experiencia y mejorar la seguridad en el futuro".



El viernes un funcionario del Departamento de Estado de los EE.UU. dijo que hasta el momento no ha existido un aumento "inusual" en el número de muertes reportadas en la República Dominicana, además no ha emitido una advertencia de viaje al país caribeño.



"No es cierto que haya una avalancha de turistas estadounidenses que mueren en nuestro país, y no es cierto que tengamos muertes misteriosas", dijo Francisco Javier García, ministro de Turismo de República Dominicana.





El un reporte presentado por New York Post al menos 45 turistas confirmaron que se enfermaron durante su estancia en el Hard Rock Hotel.



Hasta el momento, las dos víctimas que se registran en ese hotel son David Harrison, de 45 años, y Robert Wallace, de 67.


Harrison era originario de Brandywine, Maryland, y falleció en 2018 durante la celebración de su aniversario. Su viuda contó que un día antes de que falleciera su marido llegó de una excursión de buceo y le contó que no se sentía bien. Durante la mañana del día siguiente, Harrison estaba empapado de sudor y no podía levantarse de la cama. Las autoridades locales dijeron que su esposo había muerto de un ataque al corazón y de un edema pulmonar.




Wallace, por su parte, murió en abril de 2019. El residente de Turlock, California, falleció después de enfermarse en el hotel de Punta Cana. Su yerno, Tommy Tickenhoff, dijo en una entrevista con CNN que su suegro se enfermó después de beber un whisky de un minibar.









Comentarios