Crisis en Chile
Jueves 24 de Octubre de 2019

Una mendocina fue a un recital en Santiago y estuvo cuatro días desaparecida

Afortunadamente, este jueves por la tarde se pudo tener datos y saber que está viva e internada en un hospital, donde fue llevada tras sufrir un shock luego de ser asaltada y perder toda su documentación y pertenencias.

Una familia mendocina tuvo que vivir muchas horas de tensión y miedo al perder contacto con Raquel González, una mujer de 66 años, que había viajado a Santiago de Chile a ver un recital, y al cancelarse su vuelo de retorno el domingo a las 20 por los incidentes en el vecino país, se perdió contacto con ella y se temió lo peor. Afortunadamente, este jueves por la tarde se pudo tener datos y saber que está viva e internada en un hospital, donde fue llevada tras sufrir un shock luego de ser asaltada y perder toda su documentación y pertenencias.

Quien dio el alerta este jueves, luego de indagar exhaustivamente sobre el paradero de su madre, fue la hija de Raquel, Agustina Seculin, que denunció la desaparición en las redes sociales.

Raquel había viajado el pasado jueves 17, para asistir al concierto del músico holandés André Rieu en el Movistar Arena de la capital chilena. Para ello contrató un empresa de viajes cordobesa -Travel Wise- que ofrecía el combo del viaje, alojamiento y las entradas al recital.


Tomó en solitario un vuelo de Latam Mendoza-Santiago (el resto de los integrantes del contingente eran cordobeses) y fue recibida en el aeropuerto internacional Arturo Merino Benítez por una cooordinadora de la empresa de viajes de nombre Belén, con quien se trasladó al Hotel Pullman El Bosque en la capital trasandina, para unirse al contingente, con el que pudo ir al recital.


El drama se desató el domingo, cuando todo la delegación fue al aeropuerto de Pudahuel (Merino Benitez) y tras hacer los trámites migratorios correspondientes y el check in, Raquel González se enteró de que todos los vuelos habían sido cancelados. Desde ese momento la familia de esta viajera mendocina perdió todo contacto.


"Acabo de hablar con mi mamá, está en el hospital (Dr. José Horwitz Barak). El domingo le robaron todo, entró en shock, y perdió el conocimiento. Recién hoy (este jueves) recobró la conciencia y pudo entender qué le había pasado", expresó ya con alivio a Radio Nihuil la preocupada hija de Raquel, Agustina Seculin, sobre la buena noticia que indicaba la aparición con vida de la mujer.


Agustina le explicó a Marcelo Sisso al aire por Radio Nihuil, que el drama se había desencadenado al salir su madre de la terminal aérea, donde fue "avasallada" por un grupo de personas que le arrebataron las pertenencias a su madre.


Días de angustia

El último contacto de Agustina con Raquel, había sido el domingo, cuando la mujer de 66 años le mandó un mensaje avisando que estaba en el aeropuerto santiaguino para retornar en el vuelo de las 20, que ya había hecho los trámites migratorios, pero que habían cancelado el vuelo y que tendrían que quedarse ahí toda la noche. Al no saber nada de su madre, Seculin se había comunicado el lunes a la mañana con Belén, la coordinadora de la excursión, quien la informó sobre la desaparición de su madre, quien había perdido el contacto con el resto del contingente


Según Agustina, la comunicación con su mamá en el hospital fue muy breve y no pudo ahondar en detalles, pero pudo saber que la empresa de viajes contratada había decidido fletar un micro para traerlos de vuelta a Argentina, y que Raquel, al salir del aeropuerto había sido asaltada, tras lo cual entró en shock, lo que obligó a su traslado al centro asistencial.


En el hospital Horwitz Barak, con la mendocina inconsciente e indocumentada, gracias al posteo de su hija Agustina, que había difundido la foto de Raquel, tuvieron una pista sobre la posible identidad de esta, se contactaron al teléfono que figuraba en Facebook, y se esclareció el asunto.


"Me avisaron que habían visto a una mujer que le habían robado todo, que estaba internada, con el nombre de mi mamá. Me mandaron una foto, y vi que era ella. Pude llamar al hospital y por fin pudimos hablar", dijo Agustina, quien agregó sobre Raquel: "Estaba bien, había evolucionado, y ahora estamos esperando poder traerla", finalizó el relato de la joven mendocina, ya más aliviada al saber el paradero de su mamá en la convulsionada capital chilena.

Comentarios