Mundo
Jueves 27 de Septiembre de 2018

Un fisicoculturista golpeó mas de 100 veces, apuñaló y dejó en coma a su novia

La justicia acusa al fisiculturista Paul Bashi de intento de homicidio, pese a que cuando la joven se recuperó pidió que su novio no fuera a la cárcel. El violento hecho sucedió en el estado de Michigan, Estados Unidos.

Un video muestra el brutal ataque de un fisiculturista a su novia que, ciego por los celos, la golpea de forma violenta y la apuñala hasta dejarla en estado de coma. Paul Bashi, de 35 años, fue arrestado por la policía en Michigan por intento de asesinato.


El hombre permanece en la cárcel a la espera de la sentencia y las autoridades pusieron una fianza de 5 millones de dólares si desea estar en libertad mientras es juzgado.


Embed


Según los videos a los que tuvieron acceso los investigadores, todo empezó cuando Bashi revisó el teléfono celular de su novia. Y algo que vio lo hizo entrar en furia. Luego, Kristina Perry, su pareja de 22 años edad, camina a por la habitación sin saber hasta ese momento qué había pasado.


De un momento a otro, Bashi corre con el rostro desencajado hasta donde está ella y comienza golpearla con cuanto objeto encuentra en el camino. En las imágenes se ve al corpulento hombre pegarle puños, patadas y golpearla con candelabros y otros objetos, según informa el diario Daily Mail.


La Policía determinó que la joven fue golpeada más de 100 veces y fue apuñalada de forma multiple. "Él viene y va varias veces con diferentes cuchillos", dijo Pam Mclean, investigadora del caso, quien dice que el video por momentos se torna demasiado violento.


En la imágenes también se ve cómo Bashi entra y sale de la habitación de manera constante mientras su novia está tendida herida en el suelo. "Él está en otra habitación, abriendo cajones y sacando cuchillos", explica Mclean.

Paul-Bashi.jpg

Pese a su furia y violencia, el agresor no intercambia ni una palabra con la joven. "Ella estaba tirada en el suelo. No peleó, no se defendió, no se movió", dice Mclean.


Perry fue vista por los vecinos en la entrada de la casa, quienes de forma inmediata llamaron a la policía. La mujer fue llevada de emergencia a un hospital, donde permaneció varío días en estado de coma.


A pesar de que por poco pierde la vida, Perry no quiso que su novio fuera a prisión. Luego de su recuperación, se presentó como testigo en el juicio y pidió que levantaran los cargos contra Bashi.


"Ella le dijo al juez que quería al defendido fuera de la cárcel y que lo que pasó fue por su su culpa", cuenta Eric Smith, uno de los fiscales del caso, quien añade que no le sorprendió el pedido de Perry.


"Nuestra oficina trata unos 2500 casos de violencia de género por año, y en un 60 por ciento las víctimas cambian su versión o simplemente no se presentan a corte", explica Smith.


El fiscal dice que muchas veces el agresor presiona a la víctima para que no siga con su denuncia o cambie su versión de los hechos, pero clara que son solo ellos los que pueden levantar los cargos contra el agresor. Algo que nunca hacen, siempre siguen adelante con los casos.


Sin las imágenes hubiese sido difícil que las autoridades pudiesen llevar a juicio a Bashi y armar un caso sólido. "Gracias a Dios que tenemos este video, por más horrible que sea", confiesa Smith.


El fiscal quiere que este caso sirva como ejemplo para el público. Le pide a los testigos que se acercan y denuncien casos de abusos sin importar que la víctima esté dispuesta testificar.


Por otra parte, durante la pesquisas, la Policía encontró esteroides en la casa del agresor. Smith teme que la defensa utilice esa sustancia para justificar el ataque y diga que Bashi la atacó porque estaba bajo los efectos de los esteroides.

Comentarios