San Juan 8 > Mundo

Trump admite que puede perder en Georgia y ratifica su intención de ir a la Justicia

No podemos aceptar una elección robada, esto va a terminar en un desastre, sostuvo.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, admitió esta noche que puede perder "por un poco" el recuento de votos en Georgia, lo que acerca más a su rival demócrata, Joe Biden, a conseguir los electores necesarios para ganar las elección, aunque afirmó que irá hasta a la Corte Suprema, porque "no podemos aceptar una elección robada".

Trump hizo cerca de la 19 horas (21 de Argentina) una declaración a la prensa en la que, aunque aseguró que "vamos a ganar fácilmente", admitió una posible derrota en Georgia.

Te puede interesar...

Arranque ganando por mucho y ahora parece que puedo terminar abajo por un poco, dijo el candidato republicano en un tono medido, lejos del énfasis que suele utilizar en sus declaraciones.

"No hubo una ola azul sino una ola roja", dijo en alusión a los colores que identifican a demócratas y republicanos.

"Los funcionarios demócratas sabían que no podían ganar esta elección de manera honesta y por eso impulsaron el voto masivo por correo", dijo Trump al reconocer que esa herramienta, habilitada por el sistema electoral de su país, se presenta como clave en la elección demócrata.

"Vamos a ganar la elección fácilmente, hay muchos litigios...quizás (la definición) termine en la mayor Corte de esta tierra", agregó refiriéndose a la Corte Suprema de Justicia, donde hay una clara mayoría de jueces conservadores.

No podemos aceptar una elección robada, esto va a terminar en un desastre, cada día escuchamos sobre estas irregularidades, son verdaderas historias de terror y no podemos dejar que esto suceda, por lo que iniciaremos un proceso legal, porque "no podemos permitir que esto suceda en nuestro país". afirmó Trump en la declaración, que se extendió durante unos 20 minutos.

Esta mañana, Trump había afirmado que las boletas que se entregaron después del día de las elecciones del 3 de noviembre "no se contarán", a pesar de las reglas en algunos estados lo permiten y en medio de la ofensiva legal para tratar de detener el recuento que definirá el comicio.

"Cualquier voto que se haga después del día de las elecciones no será contado", dijo Trump a través de la red social Twitter.

Minutos después de la publicación de la declaración, la red social etiquetó su mensaje como "información engañosa".

Varios estados aceptan votos por correo después del día de las elecciones, incluyendo Pensilvania, donde esos sufragios se reciben hasta tres días después de los comicios.

"Parte o todo el contenido compartido en este tuit está en disputa y podría ser engañoso sobre una elección u otro proceso cívico", indica la advertencia de Twitter.

El mensaje de Trump se enmarca en la estrategia del mandatario republicano que interpuso demandas en Michigan, Pensilvania y Georgia (se espera que lo haga en Nevada también) y pidió un recuento en Wisconsin.

"Paren el recuento", exigió el presidente minutos antes en su cuenta de Twitter.

El candidato Joe Biden acumula 264 votos electorales, seis menos de los necesarios para ganar, y Trump 214, después de que los demócratas lograran adjudicarse dos importantes estados como Michigan y Wisconsin.

El recuento de votos continuaba hoy de forma lenta en cinco estados que terminarán de definir los comicios: Alaska (3 votos electorales), Georgia (16), Carolina del Norte (15), Nevada (6) y Pensilvania (20).