Mundo
Lunes 09 de Julio de 2018

Rescataron a otro niño y esperan sacar a tres más en las próximas horas

Se trata del primer salvataje con éxito de este lunes, luego de que otros cuatro menores fueran evacuados el domingo y a la espera de otros siete miembros del equipo de fútbol infantil Mu Pa y su entrenador, que siguen bajo tierra

La segunda jornada de evacuación de los niños atrapados en una cueva de Tailandia comenzó en la mañana del lunes, anunció el jefe de la célula de crisis, quien indicó que pronto habrá "buenas noticias".

"La segunda operación comenzó hacia las 11:00" locales (04:00 GMT), declaró a la prensa el jefe de la célula, Narongsak Osottanakorn. Habrá "buenas noticias dentro de unas horas", agregó Osottanakorn.

Las autoridades también afirmaron que los primeros en ser rescatados serán los niños que se encuentren en mejores condiciones; este segundo grupo podría salir entre las 7:30 y 8:30 de la tarde, hora local.

De acuerdo a la agencia Reuters, que citó a una fuente en la marina real tailandesa, un quinto niño fue evacuado este lunes y se esperaba que otros tres emergieran pronto de la cueva.

Tras el rescate ayer de los primeros cuatro futbolistas, Tailandia entera espera un final feliz para estos 8 niños y su entrenador de 25 años atrapados en la cueva de Thuam Luang, en el norte del país, desde el 23 de junio, un accidente que atrajo a esta zona del mundo a cientos de periodistas de medios extranjeros.

La lluvia monzónica que amenaza con más inundaciones en esta compleja red subterránea, de unos diez kilómetros de largo, es el principal desafío para los socorristas, que temen nuevas precipitaciones antes de que logren sacar a todo el grupo. De hecho, según periodistas presentes en el lugar, este jueves ya comenzó una intensa lluvia.

No obstante, las condiciones en la cueva son iguales a las del domingo y la lluvia no modificó los niveles de agua en la cueva, afirmaron las autoridades.

El equipo de fútbol "Jabalíes salvajes", integrado por 12 niños de entre 11 y 16 años y su joven entrenador, pasó nueve días en las profundidades de la cueva antes de que dos buzos británicos los encontraran la semana pasada. Demacrados pero vivos, los menores estaban encaramados en una roca, a más de cuatro kilómetros de la entrada de la cueva.

El domingo, la compleja operación de rescate empezó con éxito al salvar a cuatro de ellos, gracias al trabajo de buzos experimentados que los guiaron a lo largo de un camino tortuoso, con tramos inundados y pasadizos muy estrechos, especialmente uno en el cual es necesario contorsionarse y que es la pesadilla de la célula de crisis.

Bautizados por las redes sociales como "Jabalíes salvajes 1, 2, 3 y 4", los cuatro niños están "a salvo", anunció el domingo por la noche el jefe de rescate tailandés, Narongsak Osottanakorn, sin brindar detalles sobre el estado de salud ni la identidad de estos primeros evacuados.

Comentarios