San Juan 8 > Mundo > Perú

Primeros datos: ajustado triunfo de Keiko Fujimori en Perú

La populista de derecha Keiko Fujimori se impuso al sindicalista de izquierda Pedro Castillo en el balotaje presidencial de hoy en Perú con 50,3% a 49,7% de los votos válidos, según la encuesta a boca de urna de la firma Ipsos.

La autoridad electoral adelantó que el primer reporte oficial se divulgará partir de las 23.30 (la 1.30 de mañana en la Argentina) y se presumía un resultado muy ajustado que podría provocar una demora de varios días para conocer al ganador, tal como ocurrió en los comicios de 2016.

Te puede interesar...

Más de 25 millones de ciudadanos estaban en condiciones de elegir al próximo presidente de Perú en segunda vuelta, en elecciones que se desarrollaron en general con normalidad, según autoridades y observadores extranjeros.

La Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) reportó que a mediodía ya estaba funcionando la totalidad de las mesas.

"Observamos una evolución muy positiva en relación con la primera vuelta en cuanto a la instalación de mesas, mucho más temprano", afirmó el jefe de la Misión de Observación Electoral de la Organización de Estados Americanos (OEA), el excanciller paraguayo Rubén Ramírez, a la radio RPP.

A la vez, la Misión reportó "normalidad en los centros de votación" en todo el país, en un mensaje en Twitter.

Tras votar en una escuela en Tacabamba, en el departamento norteño Cajamarca, el candidato de izquierda Pedro Castillo afirmó que vivía la jornada "con esperanza y tranquilidad", y exhortó a la unidad de los peruanos para "poder sacar adelante al país".

Castillo reveló que esperaría los primeros resultados de los comicios en Tacabamba, en vez de trasladarse a Lima, porque estaba preocupado por la salud de sus padres, que sin embargo fueron también a votar.

Su competidora, la exlegisladora de derecha Keiko Fujimori, votó esta tarde en un colegio del barrio limeño Surco y, tras hacerlo, felicitó a "los abuelitos y abuelitas" que asistieron a las urnas "pensando en sus hijos y sus nietos" y son "los héroes del Bicentenario".

"Sabemos que esta jornada tuvo incidentes y esperamos que los organismos internacionales tomen cartas en el asunto", dijo Fujimori en relación con denuncias según las cuales militantes de Perú Libre (PL), el partido de Castillo, distribuyeron boletas marcadas en los alrededores de varios centros de votación.

La apoderada nacional de PL, Ana María Córdova, aseguró que "es totalmente falso que haya cédulas marcadas" a favor de su partido, en un comunicado que el propio Castillo divulgó en Twitter.

Sin embargo, la ONPE reportó tres casos de llenado irregular de boletas de votación, dos de ellos entre dirigentes de PL y el restante, de una apoderada de Fuerza Popular (FP), el partido de Fujimori.

La directora de Capacitación de la ONPE, Cledy Gutiérrez, aseguró que los casos de boletas adulteradas eran "aislados".

Otro incidente se registró cuando la candidata a primera vicepresidenta de PL, Dina Boluarte, salió de la escuela donde votó en Surquillo, Lima, y fue agredida verbalmente e incluso intentaron arrancarle un abrigo.

También votó el presidente Francisco Sagasti, quien aseguró que no había "ningún motivo de alarma" en materia sanitaria "porque todas las medidas de seguridad están tomadas" para "durante y después de las elecciones", según la agencia Andina.

"Lo más importante es que toda la ciudadanía acuda a votar; eso es derecho, pero también una responsabilidad cívica, un deber", dijo el mandatario, y confió en que la abstención sea menor que la de la primera vuelta, cuando alcanzó a 29,88% del padrón.

Entre quienes concurrieron a votar figuró el expresidente de facto Francisco Morales Bermúdez, de 99 años, quien se movilizó en una silla de ruedas.

Las elecciones se anticipaban de resultado ajustado, luego de que las encuestas de las principales firmas de opinión pública reflejaran empate técnico (diferencia menor que el margen de error), con ligera ventaja para Castillo hasta hace una semana y para Fujimori en los últimos días.

Sería un caso similar al de los últimos comicios presidenciales, en 2016, cuando Pedro Pablo Kuczynski derrotó a Fujimori con 50,12% a 49,88% -con una diferencia de apenas 40.000 votos entre 17 millones de sufragios- y el ganador solo pudo ser proclamado varios días después de la jornada electoral.

Castillo y Fujimori pasaron a la segunda vuelta con 19,06% y 13,37% de los votos válidos, respectivamente -entre los dos sumaron menos de un tercio de los sufragios-, con 18,21% de votos en blanco o nulos y 29,88% de inasistencia, según el escrutinio oficial de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE).

En la primera vuelta compitieron 18 candidatos presidenciales, la segunda cantidad más alta en la historia de Perú.

Con el objeto de reducir el ausentismo y evitar la propagación del coronavirus, la ONPE instaló cerca de 12.000 centros de votación -el triple de lo habitual- y extendió el horario de acceso a las urnas, de 7 a 19 (9 a 21 en la Argentina).

Asimismo, el gobierno suspendió por hoy las restricciones a la circulación y la vacunación contra la Covid-19, y aplazó hasta las 23 la entrada en vigencia del toque de queda, para facilitar la asistencia de votantes.

Más de 997.000 ciudadanos estaban empadronados en el exterior, donde se abrieron 214 centros de votación.

La Argentina es la tercera comunidad más numerosa de peruanos en el extranjero, con 143.189 ciudadanos en condiciones de votar, distribuidos en la Ciudad de Buenos Aires, La Plata, Córdoba, Corrientes, Mendoza, Rosario y Salta.

Temas