Comscore

MUNDO

Un prestigioso científico italiano aseguró que el coronavirus se debilitó y que desaparecerá

El doctor Matteo Bassetti, jefe de enfermedades infecciosas del hospital San Martino de Génova, dijo que el virus se ha debilitado, quizá por mutaciones genéticas.

Bassetti dijo que el panorama cambió completamente en las últimas semanas.“En marzo y abril llegaba un tigre agresivo y ahora es como un gato salvaje“, dijo Bassetti. “Incluso los pacientes de 80 y 90 años se están sentando y respiran sin ayuda”.

El médico cree que la mutación del virus se debe a las medidas de distanciamiento social.“Creo que el virus ha mutado porque nuestro sistema inmunitario reacciona al virus y ahora tenemos una carga viral más baja debido al encierro, el uso de máscaras y el distanciamiento social”, dijo. “Igual todavía tenemos que demostrar por qué es diferente ahora”.

Bassetti creo que el virus desaparecerá antes de que se desarrolle una vacuna.“Tenemos menos y menos contagios y eso podría llevar a la muerte del virus”, dijo el experto.

“Un virus puede volverse más o menos agresivo de forma natural", subrayó el especialista en enfermedades infecciosas. "Ha sucedido históricamente con muchas otras epidemias del pasado, desde la gripe hasta la de otros virus, no hay nada nuevo. Esperamos que también está sucediendo con el coronavirus y que tal vez en 2 o 3 años será un virus menos agresivo similar al de la gripe o un síndrome más leve”, manifestó. Sin embargo, Bassetti no ha descartado la posibilidad de que COVID-19 parezca menos agresivo solo porque “ya ha afectado a los sujetos más frágiles”.

Según los expertos, el SARS-COV-2 está llevando a cabo varias mutaciones para sobrevivir y continuar circulando. Sin embargo, todavía no hay evidencia científica convincente a este respecto, como lo explicó Massimo Clementi, director del Laboratorio de Microbiología y Virología del Hospital San Raffaele de Milán.

“En Italia, se estableció una red entre laboratorios de virología de varios hospitales: el objetivo es monitorear las secuencias del virus juntas en varios sujetos de muestra. El estudio final nos dirá cómo se movió. Esperamos que este coronavirus se vuelva gradualmente inofensivo, como le sucedió a sus ‘primos’, responsables del simple resfriado”.

Francesco Le Foche, jefe de enfermedades inmunoinfecciosas en el hospital de día del Policlínico Umberto I en Roma, también cree que es posible que COVID haya perdido su agresividad inicial. “Hoy vemos síndromes clínicamente menos importantes. Esto podría ser dado por una reducción en la virulencia del virus. Reservamos cuidados intensivos para casos muy raros”, dijo a Rai Radio.