Mundo
Domingo 04 de Noviembre de 2018

Por primera vez, la CIA reveló la historia de los fantasmas que aterrorizan a sus agentes

En el marco de la celebración estadounidense, la agencia central de inteligencia norteamericana publicó relatos sobre actividades paranormales.

Como a todo el mundo, a nuestros agentes también les gustan las historias de fantasmas. Y a veces, cuando se trabaja hasta tarde en la oficina, uno puede ver o escuchar cosas bastante extrañas", publicó la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos -CIA, por sus siglas en inglés-, en su sitio oficial.




A propósito de Halloween, la CIA publicó historias de los fantasmas que "habitan" sus edificios centrales de Langley, estado de Virginia, contadas por sus propios agentes. A continuación, tres de ellas:



"Buen día, señor Director"

Al principio de mi carrera, los ascensores de la vieja sección de la central de la CIA eran conocidos por sus pequeñas "fallas" -todavía lo son-. A veces, los ascensores se paraban en un piso donde nadie lo había llamado. Eso mismo me pasó a mí, varias veces. Cuando se lo conté a mis compañeros, me dijeron que había cierto protocolo a seguir para esas ocasiones: 'Cada vez que el ascensor pare y no haya nadie, vos tenés que decir buen día, señor Director'. Las puertas no se abren porque sí. Se abren para el fantasma de Allen Dulles, exdirector de la Agencia. Dulles fue quien inició la construcción del edificio central original, pero no pudo mudarse al entonces nuevo edificio, porque fue desplazado del cargo justo antes de la inauguración.

Juego nocturno

En 1986 yo trabajaba como seguridad en los edificios de la CIA. Una noche, estaba de guardia cuando escuché ruidos en la cancha de básquet. Alguien estaba picando una pelota y tirando al aro, y era demasiado tarde para hacer eso. Entonces fui para allá.

Entré a la cancha y se cortó el ruido de la pelota. Las luces estaban apagadas. Cuando pude prender la luz, vi una pelota en medio de la cancha. No escuché pasos, ni nadie corriendo fuera del lugar.

¿Era un fantasma? No lo sé. La verdad es que no lo puedo explicar. Lo cierto es que después de esa noche, cada vez que pasaba cerca de la cancha, prestaba especial atención a los ruidos.




El Jefe

Una colega mía tenía que quedarse tarde en la oficina para redactar unos cables. Su oficina era chica, como un cubículo, y esa noche ella era la última que quedaba en el lugar. Solo escuchaba el tecleo de su máquina. Hasta que, en un punto, le pareció que cuando ella tipeaba, escucha que el sonido se duplicaba. Cuando paraba, el sonido seguía un poco más.

Cuando finalmente terminó su trabajo, decidió pegar un último vistazo a la oficina antes de cerrar. Al llegar a la puerta, pasó por una oficina vieja y mal iluminada. Y vio una persona vestida con un traje y con un sombrero, que hablaba por teléfono. Retrocedió inmediatamente para ver quién era y decirle que él era el último que quedaba, que se acuerde de cerrar. Pero cuando volvió sobre sus pasos no vio a nadie. Ni siquiera había un teléfono instalado en la oficina.

Al otro día le contó lo ocurrido a un compañero. "Viste al Jefe", le dijeron. "Así llamamos al tipo que a veces aparece en la oficina, a la noche. Algunos lo ven. Siempre está vestido de traje y con sombrero. Solo aparece cuando queda alguien solo".

Comentarios