Mundo
Domingo 08 de Abril de 2018

Por la detención de Lula hubo festejos, disturbios y nueve detenidos

El expresidente de Brasil pasó su primera noche tras las rejas. Mientras tanto, una serie de incidentes se registró en Curitiba.

El expresidente Luiz Inacio Lula da Silva quedó anoche preso en Curitiba, tras un proceso judicial que lo condenó a 12 años y un mes de cárcel por corrupción.



Tras el ingreso del exmandatario a la superintendencia de la Policía Federal en Curitiba, donde empezó a cumplir su pena, hubo disturbios en la entrada del edificio y la policía tuvo que lanzar bombas de estruendo y disparar balas de goma para dispersar a los manifestantes que lanzaron palos y piedras contra los agentes. Nueve personas resultaron heridas, aunque ninguna de gravedad.



El juez Ernani Mendes Silva Filho prohibió que haya manifestaciones en los alrededores de la sede de la Policía Federal de Curitiba en la que quedó alojado Lula, porque esas protestas "pueden ocasionar trastornos a los vecinos de la región y grave lesión al orden de la seguridad".



Lula se mantuvo atrincherado durante dos días en el sindicato de metalúrgicos de São Bernardo do Campo y desafió la orden de detención del juez federal Sergio Moro. Tras horas brindar un discurso combativo, el exmandatario dejó la sede sindical y fue arrestado.



Cómo es la celda

Para recibirlo en la superintendencia de la Policía Federal de Curitiba, las autoridades transformaron una de sus salas en una celda especial de 15 metros cuadrados. La habitación posee una cama simple, un armario y un baño privado.



El juez Moro emitió la orden de arresto contra Lula, a quien dio plazo hasta las 5 de la tarde del viernes pasado para que se entregara a la policía en Curitiba, 417 kilómetros (260 millas) al suroeste de Sao Bernardo do Campo.



El año pasado, Moro condenó a Lula acusado de favorecer a una constructora a cambio del compromiso de un apartamento frente a la playa. La condena fue ratificada en enero por una corte de apelaciones. El expresidente niega haber cometido delito alguno en este y otros casos que están pendientes de juicio.



Los opositores a Lula celebraron su arresto con fuegos artificiales y champagne. "Creo que un mejor Brasil es posible para mis hijos. Es una demostración de que ya nadie está por encima de la ley y tiene garantizada la impunidad", señaló a LA NACION uno de los manifestantes, Walter Passos. (Fuentes: Telam y AP).


Leé: Ruidoso festejo con fuegos artificiales por la detención de Lula

Comentarios