Mundo
Viernes 20 de Septiembre de 2019

Personas de todo el mundo pidieron por el planeta

La protesta global que contra el cambio climático se desarrolla en Berlín y Londres.


De Kenia a Sudáfrica, pasando por Uganda o Nigeria, miles de africanos tomaron hoy las calles para sumarse a la protesta global por el clima, en una región que suele ser la que más padece los efectos de la crisis climática.



Con pancartas en las que leían advertencias como "No hay un planeta B" en Nairobi, o con zancudos disfrazados de criaturas apocalípticas que sobresalían entre consignas de "Quemad el capitalismo, no los bosques", jóvenes y no tan jóvenes se sumaron hoy en Johannesburgo al llamamiento global que pide más acciones contra la emergencia climática.



Según datos del Banco de Desarrollo Africano (AfDB) recogidos por la agencia EFE, pese a que el continente africano causa menos del 4 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero, sus repercusiones afectan la tierra africana.




De los diez países del mundo más amenazados por la crisis climática, siete son africanos: Sierra Leona, Sudán del Sur, Nigeria, Chad, Etiopía, la República Centroafricana y Eritrea; todos ellos sacudidos porepisodios recientes de sequía, inseguridad alimentaria, desertificación, inundaciones o tormentas.



"No hay distinción entre justicia social y justicia ambiental, las dos deben ir de la mano. No existen los derechos humanos en un planeta muerto", explicó hoy el director de Amnistía Internacional Kenia y participante junto a medio millar de personas de la marcha en Nairobi que concluyó en el ministerio de Medioambiente.



"No podremos garantizar el tipo de vida segura y digna que queremos para toda la humanidad si habitamos un planeta que se está muriendo", aseveró Houghton, quien cree que la primera medida para frenar la crisis climática es "exigir a los países ricos del norte que modifiquen sus patrones de consumo, su uso de combustibles fósiles y su modelo económico".


Entre 1995 y 2015, según el AfDB, África sufrió 136 episodios de sequía, 77 de los cuales se dieron en la región de África oriental; mientras que en África austral, Sudáfrica experimentó en 2018 una de las peores sequías de su historia, al punto que Ciudad del Cabo se quedó prácticamente sin suministro de agua potable.


Por el contrario, Níger, Mozambique -con el paso devastador de los ciclones Idai y Kenneth en marzo y abril de 2019-, la República Democrática del Congo (RDC), Madagascar, Angola y Malaui padecieron fuertes inundaciones que, en algunos casos, acarrearon brotes mortales de cólera y un repunte de casos de malaria.


Entre las calles abarrotadas de coches, cuya antigüedad no contribuye al aire limpio, y los famosos "matatu" (minibuses de transporte colectivo), adolescentes, universitarios y niños, junto a sus congéneres adultos, agitaron pancartas con mensajes como: "No existe un planeta B", "Se acabaron las excusas, salvad nuestro planeta" o "La negación no es una medida política".

Fuente:Télam

Comentarios