Mundo
Lunes 26 de Febrero de 2018

Peña Nieto se enojó por el muro y canceló su visita a la Casa Blanca

Se iba a reunir por primera vez con su par de EE.UU. Sin embargo la discusión que tuvieron telefónicamente terminó con la posibilidad del encuentro.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, canceló su visita a la Casa Blanca para reunirse por primera vez con su colega de Estados Unidos, Donald Trump, tras una discusión por el muro fronterizo en un diálogo telefónico entre ambos, informó The Washington Post.

Peña Nieto iba a hacer un viaje oficial a la capital estadounidense los últimos días de este mes o en marzo, pero ambos países acordaron suspender la visita después de que Trump no aceptara afirmar públicamente que México no financiará el muro fronterizo, que los mexicanos consideran ampliamente ofensivo, según dijeron funcionarios de ambos países que hablaron bajo condición de anonimato con el periódico.

El diálogo, de unos 50 minutos, se celebró el martes pasado y según un funcionario mexicano, durante la conversación Trump "perdió los estribos". El diario indica que los funcionarios estadounidenses describieron al presidente como frustrado y exasperado, al asegurar que a Trump no le parece razonable que Peña Nieto espere que abandonará su promesa de campaña de obligar a México a pagar por la construcción de la barrera fronteriza.

A Peña Nieto le quedan apenas cinco meses de mandato. Con México en camino a las elecciones presidenciales de julio, cualquier acción del mandatario que pueda verse como una concesión a Estados Unidos podría dañar las perspectivas del oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Es la segunda vez que una visita de Estado de Peña Nieto a la Casa Blanca se posterga por una discusión sobre el muro. Ambos gobiernos llegaron a pactar la visita para el 31 de enero de 2017, pocos días después de la asunción de Trump. Sin embargo, fue cancelada después de que el republicano intentara que el jefe de estado azteca no lo contradijera en público si surgía el tema del muro.

En una llamada telefónica del 28 de enero de 2017, cuya transcripción fue publicada el año pasado por The Washington Post, Trump sugirió a Peña Nieto que ambos trataran de pasar por alto sus respectivas posiciones acerca del muro diciendo "lo solucionaremos" cada vez que sea necesario.

"El hecho es que ambos estamos en una especie de compromiso político porque tengo que hacer que México pague por el muro", le dijo Trump a Peña Nieto en aquella ocasión.

Ante el desacuerdo con el mandatario mexicano, Trump dijo: "Si vas a decir que México no va a pagar el muro, entonces no quiero reunirme con ustedes".

Desde esa llamada, Trump no ha visitado la Ciudad de México y Peña Nieto no fue a Washington, aunque los dos presidentes hablaron por teléfono y se reunieron en persona en julio último en la cumbre del Grupo de los 20 en Alemania.

Aunque han suavizado el tono, Trump sigue insistiendo que en México pague el muro y Peña Nieto afirma que no lo hará.

Desde la Segunda Guerra Mundial, todos los presidentes de Estados Unidos han pisado México y, tradicionalmente, priorizaron las visitas con sus contrapartes mexicanas poco después de asumir el cargo, teniendo en cuenta los estrechos vínculos entre ambos países vecinos.