Mundo
Lunes 19 de Febrero de 2018

Michel Temer avanza con la intervención de Río de Janeiro

La medida debe ser votada por la Cámara de Diputados. Desde ayer las calles de la ciudad están sin la presencia del ejército.

Río de Janeiro continúa ante la expectativa de saber cómo será la intervención federal de su seguridad pública decretada por el presidente Michel Temer, una medida que deberá ser votada por la Cámara de los Diputados.

Las calles de Río de Janeiro amanecieron ayer sin la presencia del Ejército, dos días después de que Temer cediera el control de la seguridad a un general militar para frenar la ola de violencia que golpea el estado.

El sábado algunas tropas patrullaron la capital fluminense coincidiendo con la visita a Río del presidente brasileño para definir la intervención federal, pero a pesar de la presencia del Ejército las escenas de violencia se repitieron en el estado.

Un intento de asalto terminó con tiroteo en el barrio de Barra de Tijuca, un camión fue asaltado, un grupo de delincuentes explotó una agencia bancaria de la Baixada Fluminense, una pobre región de Río, y una unidad de la policía fue atacada en una comunidad de la zona norte.

Ayer, sin la presencia de militares, la seguridad fue reforzada por la policía mientras miles de personas continuaban divirtiéndose con las últimas comparsas callejeras del poscarnaval, una fiesta que esta semana se vio manchada por asaltos múltiples en algunas de las zonas más turísticas de la ciudad.

Las imágenes de violencia que marcaron el carnaval de Río de Janeiro y conmocionaron Brasil empujaron a Temer a decretar la inédita intervención del área de seguridad de Río de Janeiro, la cual deberá ahora contar con el visto bueno del Congreso de los Diputados.

La medida necesita de una mayoría simple en la Cámara de los Diputados y en el Senado para recibir luz verde.