Comscore

CORONAVIRUS

Madrid enfrenta un fuerte rebrote del Covid: en sólo dos semanas se quintuplicaron los casos

La pandemia nunca dejó España. Y aunque se avanzó hacia una "nueva normalidad" al dársela por controlada, Madrid, su capital, sufre en estas horas una nueva ola de casos de COVID-19, que se multiplicaron por cinco en los últimos 14 días.

El pasado 13 de julio hubo "apenas" 269 infectados nuevos Pero este martes 28, la cifra se elevó hasta los 1.381.

Es por eso que la presidenta de la comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, dispuso una serie de medidas para intentar controlar y disminuir los brotes.

Hasta ahora esto no era así en la ciudad. Pero Díaz Ayuso dispuso que su uso será obligatorio en cualquier lugar público. La medida aplica para todos los ciudadanos, desde los 6 años, para realizar cualquier actividad, excepto la deportiva.

Todos los locales de este tipo cerrarán a partir de la 1.30, pero a partir de la 1.00 ya no podrán recibir a más clientes. Además, desde este jueves, los restaurantes deberán anotar el DNI y el número de teléfono de todos los clientes que entren en los locales.

Para la comunidad de Madrid se ha demostrado que las reuniones privadas son uno de los lugares más propicios para la propagación del virus. Por eso, el número máximo de personas permitidas en una reunión bajó de 25 a 10. Con el uso del barbijo obligatorio y la distancia social de, por lo menos, un metro y medio.

En Madrid quieren implementar una suerte de carta de seguridad para quienes hayan tenido la enfermedad, basados en que quedan con anticuerpos que le confieren inmunidad. Pero esta suerte de "pasaporte sanitario" está desaconsejado incluso por la OMS. Para la Organización Mundial de Salud todavía no hay certezas sobre la respuesta inmunológica luego de la enfermedad, cómo es la reacción posterior en cada caso individual y cuánto tiempo puede durar la "inmunidad".

Mientras tanto, la "transmisión comunitaria" sigue vigente en la capital. Es por eso que las autoridades tomaron esta serie de nuevas medidas para tratar de controlar el rebrote de COVID-19.