San Juan 8 > Mundo

Lula apunta a empresarios del agro por el intento de golpe de estado

Brasil no es igual este lunes al Brasil que amaneció el domingo. La irrupción de cientos de seguidores de Jair Bolsonaro en el Congreso, el palacio presidencial y la sede de la Corte Suprema dejó en claro que el bolsonarismo radical no se quedará cruzado de brazos a esperar que Luiz Inácio Lula da Silva termine su mandato en 2027.

Te puede interesar...

La preocupación es palpable. En el gobierno descuentan que el ala dura de la ultraderecha no parará hasta que se cumpla la premisa plasmada en un tuit por Eduardo Bolsonaro, uno de los hijos del expresidente Jair Bolsonaro, el mismo día de la asunción del sucesor de su padre: “Fora Lula (afuera Lula)”.

El presidente sabe que los responsables del fallido intento golpista no son solo esos cientos que participaron el domingo en la toma de las instituciones que conforman la base de la democracia. Es consciente de que tiene que actuar con firmeza e ir a fondo. Quiere individualizar a cada uno de los financistas de este movimiento que jaquea no solo a su gobierno, sino a todo un país.

En ese escenario, las sospechas apuntan a un sector del agronegocio, el principal motor de la economía y el gran aliado de Bolsonaro durante su mandato. Las miradas apuntan en especial a un grupo beneficiado por la política de deforestación del Amazonas que reinó en los últimos cuatro años y que posibilitó además el auge del “garimpo” (minería ilegal).