San Juan 8 > Mundo > talibanes

Los talibanes exhortan a EE.UU. a ser más generoso

Los talibanes agradecieron hoy la ayuda de 1.200 millones de dólares prometidos por la comunidad internacional a Afganistán.

Los talibanes agradecieron hoy la ayuda de 1.200 millones de dólares prometidos por la comunidad internacional a Afganistán, tras una reunión de urgencia la víspera, y exhortaron a Estados Unidos a mostrarse más generoso, mientras que directivos del sector bancario anunciaron que el movimiento islamista investiga las cuentas bancarias de exaltos funcionarios del Gobierno derrocado en busca de eventuales ganancias ilícitas, en momentos en que el país enfrenta una gran escasez de liquidez

"Agradecemos y acogemos favorablemente el compromiso del mundo de alrededor de mil millones de dólares en ayuda y les pedimos que sigan ayudando a Afganistán", remarcó Amir Khan Muttaqi, ministro en ejercicio de Relaciones Exteriores del nuevo gobierno afgano.

Te puede interesar...

Afganistán se encuentra paralizado desde que los talibanes tomaron el poder el 15 de agosto pasado, en gran medida por la interrupción de flujos financieros desde el extranjero, un recurso imprescindible para un país que estuvo en guerra más de 40 años.

El agradecimiento del canciller se produce un día después de que la Organización de Naciones Unidas (ONU) informara que varios países donantes habían prometido un total de 1.200 millones de dólares en ayuda a Afganistán, sin especificar la cantidad que otorgarían a las emergencias.

"Si queremos hacer avanzar los derechos humanos del pueblo afgano, la mejor manera es avanzar con la ayuda humanitaria, dialogar con los talibanes y utilizar esa ayuda humanitaria para impulsar la aplicación de esos derechos", declaró entonces el secretario general de la ONU, Antonio Guterres pese a las reticencias.

El "Emirato Islámico", nombre que los talibanes dan a su régimen, "hará todo lo que pueda para dar esta ayuda a los necesitados de una manera totalmente transparente", aseguró Muttaqi, citado por la agencia de noticias AFP, y pidió más solidaridad a Estados Unidos, que es "un gran país y tiene que demostrar su generosidad".

Según Muttaqi, los talibanes ayudaron al ejército estadounidense "facilitando sus evacuaciones. Pero en lugar de ser agradecidos, hablan de imponer sanciones a nuestro pueblo".

En tanto, el Gobierno de Estados Unidos, que gastó más de 2.000 millones de dólares en dos décadas de conflicto, solo dio 64 millones a la iniciativa de la ONU, al tiempo que el secretario de Estado, Antony Blinken, tuvo que defender su gestión en un tenso debate en el Congreso, en que la oposición republicana denunció una "rendición incondicional" ante los insurrectos.

En paralelo, los talibanes investigan los activos y cuentas de exfuncionarios, ministros y cargos electos y podrían congelarlos, precisó hoy un directivo del banco central de Afganistán, Da Afghanistan Bank, que habló bajo condición de anonimato.

Un funcionario de un banco privado confirmó, por su parte, que un equipo de "auditoría" talibán se presentó en el lugar para examinar las cuentas de algunos exfuncionarios del Gobierno depuesto el 15 de agosto, cuando los rebeldes tomaron el control de Kabul, la capital.

Durante el Gobierno del expresidente Ashraf Ghani, la corrupción fue endémica y generalizada, con denuncias de que millones de dólares recibidos en concepto de ayudas al país habrían sido desviados.

El propio exjefe de Estado está acusado de llevarse consigo millones de dólares cuando huyó hacia Abu Dabi, algo que ha negado en reiteradas ocasiones.

Un video publicado en las redes sociales por varias cuentas talibanas, pero que no fue confirmado por fuentes independientes, muestra millones de dólares en efectivo y lingotes de oro, que habrían sido encontrados en la residencia en Panjshir del exvicepresidente, Amrullah Saleh.

La investigación del nuevo Gobierno tiene lugar en momentos en que el país enfrenta una gran escasez de liquidez, por lo que cada afgano solamente puede retirar de los cajeros el equivalente a unos 120 dólares semanales.

Según la ONU, casi toda la población afgana, un 97%, puede caer bajo el umbral de la pobreza el año que viene, mientras que ahora este porcentaje se sitúa en el 72%.

El Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) suspendieron sus ayudas y Estados Unidos congeló las reservas del banco central afgano en Washington.

En total, se trataría de un monto de 9.000 millones de dólares en ayudas, préstamos y activos a los que Afganistán ya no puede acceder, tuiteó la semana pasada Ajmal Ahmady, exgobernador interino del banco central afgano.

Los talibanes, que prometieron un régimen más tolerante al impuesto entre 1996 y 2001, pero han enviado señales contrarias, como la prohibición de manifestaciones no autorizadas o disparar al aire para disolver protestas, se enfrentan a denuncias de organizaciones humanitarias por la presunta comisión de crímenes de guerra en Panjshir, algo que ellos niegan.

En un comunicado que se conoció esta madrugada, Muyahid subrayó que no han cometido "ningún tipo de crimen de guerra" en la provincia de Panjshir y aseguró que la ONG Human Right Watch tendrá "acceso completo" a la zona para investigar esas acusaciones, según recogió la agencia de noticias DPA.

Poco antes, la cadena de televisión británica BBC informó que al menos una veintena de civiles habrían muerto a manos de los talibanes en algunas zonas de la provincia de Panjshir, donde el Frente Nacional de Resistencia sigue enfrentándose a los extremistas.

FUENTE: Télam