San Juan 8 > Mundo > pelo

Esta es la secuela de Ómicron en el cabello de los que se contagiaron

Un estudio realizado en Estados Unidos determinó que aparece frecuentemente en el último período del cuadro del Covid-19.

Nuevos estudios en Estados Unidos determinaron que la caída del cabello es un nuevo síntoma producto del contagio de coronavirus con la variante Ómicron. Se trata del "efluvio telógeno", una patología que no es exclusiva del virus pero que sí puede aparecer a raíz del contagio.

La anomalía fue descubierta a través de los estudios realizados por la Academia Estadounidense de Dermatología (AAD), en pacientes que tuvieron Ómicron en los últimos meses, lo que determinó que un 20% de los pacientes lo contrajeron.

Te puede interesar...

Los especialistas aseguraron que el efluvio telógeno puede aparecer en los primeros días de haber contraído el virus, aunque es más común hacia el final de la enfermedad. Y agregaron que incluso es más notable “a los dos o tres meses después de haber tenido la enfermedad”, aseguraron los científicos de la AAD en su informe. La afección, además, puede durar hasta nueve meses después de haber tenido la enfermedad.

¿Qué es el efluvio telógeno?

El efluvio telógeno es la denominación científica para un tipo de caída del pelo, la que normalmente se produce por una alteración en el ciclo normal de crecimiento capilar.

La AAD de Estados Unidos explicó en su informe que la causa principal de este trastorno se debe a una exposición a altas temperaturas, lo que afecta a los folículos pilosos y se debilitan, llevando a la caída del pelo.

Los investigadores dejaron en claro que esta secuela no es algo exclusivo de Ómicron, sino que puede aparecer, por ejemplo, cuando el paciente tiene fiebre alta.

Este aumento de la temperatura corporal durante el tránsito de la enfermedad, explicaron, sería el factor detonante. La caída del pelo comenzaría en el último período del cuadro del Covid-19.

Esta caída del pelo es más notable “a los dos o tres meses después de haber tenido la enfermedad”, aseguraron los científicos de la AAD en su informe.

Desde el momento de alta, el efluvio telógeno duraría hasta seis o nueve meses, momento en el cual la caída capilar se detiene y se recupera la forma normal del pelo.

Por el momento, esta secuela se ha presentado en el 20% de los pacientes que han padecido la variante Ómicron.