Mundo
Lunes 15 de Abril de 2019

Encuentran a una nena escondida debajo de la cama porque su padre mató a su mamá y hermanos

El sospechoso se enfrentó a su esposa tras acusarla de que ella lo había engañado, lo que ella negó, según KNXV, cadena afiliada de CNN.

La Policía dijo que un hombre de Phoenix, Arizona, mató a cuatro personas, entre ellas su esposa y dos hijos, en un tiroteo que comenzó como una disputa doméstica por acusaciones de infidelidad.




El sospechoso, Austin Smith, de 30 años, regresó a su casa de un bar este jueves por la noche y se enfrentó a su esposa tras acusarla de que ella lo había engañado, lo que ella negó, según KNXV, cadena afiliada de CNN.



Luego mató a su esposa y sus dos hijas en la casa de la familia y se dirigió al apartamento del hombre con el que creía que estaba teniendo una aventura amorosa, dijo el sargento Tommy Thompson del Departamento de Policía de Phoenix.




Allí le disparó fatalmente al hombre e hirió a otros dos, dijo.



Su esposa, Dasia Patterson, de 29 años, y sus hijas, Mayan Smith, de 7, y Nasha Smith, de 5, fueron encontradas muertas en la casa de la familia, dijo la policía.




Su hija de 3 años se estaba escondiendo debajo de una cama cuando llegó la policía y no resultó herida, dijo Thompson. El sospechoso le dijo a la policía que eligió no matarla porque "se recordó a sí mismo", informó la afiliada, citando documentos de la corte.



Los familiares de Patterson dijeron que están devastados y que luchan por aceptar la pérdida.


"Estamos angustiados por la pérdida sin sentido de nuestra querida Dasia y sus pequeños hijos", dijo su familia en un comunicado.



"Cuando tratamos de procesar nuestro profundo dolor, nuestro enfoque está en el bienestar de su única hija sobreviviente de 3 años. Ella acaba de perder a su madre y hermanas, y no queremos nada más que ella esté con su familia ahora."



Una segunda escena del crimen


Después de matar a su familia, Smith se dirigió a un complejo de apartamentos en Phoenix y le disparó a Ron Freeman, de 46 años, a quien acusó de tener un romance con su esposa, dijo la policía.




Además de Freeman, presuntamente disparó a otras dos personas en la casa, un hombre y una mujer, que no han sido identificados. La mujer, de 47 años, se encuentra en estado crítico, mientras que el hombre, de 33 años, sufrió heridas graves.



La policía recibió una llamada sobre el tiroteo en el apartamento y encontró que el sospechoso huía de la escena de crimen en un auto cuando los agentes llegaron, dijo Thompson.




La policía dijo que la hija mayor murió de un traumatismo contundente, y el sospechoso le dijo a los investigadores que supuestamente la mató porque estaba llorando.

Comentarios