San Juan 8 > Mundo > EE.UU.

Elecciones en EE.UU: mientras esperan los resultados, los mercados están atentos

Los inversores esperan que los republicanos ganen las elecciones a mitad del mandato en Estados Unidos, un resultado que probablemente atenuará el gasto y la regulación demócratas, pero que preparará una lucha encarnizada sobre el aumento del techo de la deuda de EEUU el año que viene.

Los inversores esperan que los republicanos ganen las elecciones a mitad del mandato en Estados Unidos, un resultado que probablemente atenuará el gasto y la regulación demócratas, pero que preparará una lucha encarnizada sobre el aumento del techo de la deuda de EEUU el año que viene.

Las encuestas y los mercados de apuestas señalan que los republicanos son los favoritos para hacerse con el control de la Cámara de Representantes, mientras que la carrera por el Senado está más reñida, con el recuento de votos todavía en marcha en algunos estados.

Te puede interesar...

Con el presidente demócrata Joe Biden en la Casa Blanca, ese resultado llevaría a un Gobierno dividido, un resultado que históricamente ha ido acompañado de un rendimiento positivo del mercado de valores a largo plazo.

Los primeros resultados de las elecciones a mitad del mandato en Estados Unidos mostraron victorias republicanas, aunque la perspectiva de una “oleada roja” a nivel nacional parecía haberse atenuado. El Senado, que actualmente controlan los demócratas, sigue estando demasiado reñido.

Aunque las preocupaciones macroeconómicas y la política monetaria de la Reserva Federal han sido las fuerzas dominantes de los movimientos del mercado este año, la política del Capitolio podría influir en los precios de los activos.

Los analistas de Morgan Stanley escribieron esta semana que un buen resultado de los republicanos probablemente disiparía la preocupación de los inversores por el aumento del gasto fiscal, que impulsa la inflación, y aumentaría las posibilidades de que el partido congele el gasto a través del techo de la deuda.

Eso podría apoyar un repunte de los bonos del Tesoro de EEUU a 10 años y ayudar a las bolsas a extender sus recientes ganancias, dijeron.

Un escenario de bloqueo “elimina un poco de incertidumbre”, dijo Mona Mahajan, estratega de inversión senior de Edward Jones. “Algunas de las tendencias en torno al gasto fiscal y las reformas tributarias habían sido preocupantes para algunos inversores, especialmente en este entorno inflacionario”.

“En términos más generales, da a las empresas la oportunidad de prepararse, planificar y presupuestar sabiendo que es posible que no se aprueben nuevas leyes, reglamentos, reformas fiscales, etc, en este entorno”, dijo Mahajan.

Históricamente, los índices han tendido a ir mejor bajo un Gobierno dividido cuando un demócrata está en la Casa Blanca, y los inversores atribuyen parte de ese rendimiento a la paralización política que impide cambios políticos importantes.

El rendimiento medio anual del S&P 500 ha sido del 14% con un Congreso dividido y del 13% con un Congreso republicano bajo un presidente demócrata, según datos desde 1932 analizados por RBC Capital Markets. Eso se compara con el 10% cuando los demócratas controlaban la presidencia y el Congreso.

Un Congreso republicano podría poner fin a los estímulos fiscales y hacer “el trabajo de la Reserva Federal un poco más fácil para romper la inflación”, dijo Troy Gayeski, estratega jefe de mercado de FS Investments.

A la espera de los resultados de las elecciones, el S&P 500 subía un 0,6% el martes. El índice de referencia ha subido cerca de un 5% en el último mes, recortando su caída en lo que va de año a cerca de un 20%.

Aun así, un Gobierno dividido podría provocar un aumento de las tensiones en torno al aumento del techo de la deuda federal en 2023, lo que daría lugar a una batalla tan prolongada como la que llevó a Standard & Poor’s a rebajar la calificación crediticia de Estados Unidos por primera vez en 2011, haciendo tambalearse a los mercados financieros.

Los rendimientos del Tesoro estadounidense, que se mueven en sentido contrario a los precios de los bonos, se han disparado este año, pero la paralización del Gobierno podría ayudar a contenerlos y al dólar, ya que alivia la preocupación por un mayor gasto fiscal que podría impulsar la inflación.

Por el contrario, una sorpresa demócrata podría significar un dólar más fuerte y rendimientos más altos, ya que la posible expansión fiscal podría requerir más subidas de tipos, según los analistas de Morgan Stanley.

Con el mercado de opciones de renta variable de EEUU posicionado para una relativa calma, un resultado sorprendentemente fuerte por parte de los demócratas podría alterar los mercados.