Mundo
Lunes 01 de Octubre de 2018

El arzobispado de Santiago terminó retirando el polémico instructivo anti-abusos

El escrito recomienda evitar "palmadas en los glúteos, dormir con niños, tocarles los genitales o abrazar por detrás", entre otros consejos.

En medio de la profunda crisis que vive la Iglesia católica chilena por la cascada de denuncias de abusos sexuales que jaquean al clero, el arzobispado de Santiago retiró este fin de semana una guía de consignas recomendando no besar en la boca, dar palmadas en los glúteos o tocar los genitales de menores.

El cardenal arzobispo Ricardo Ezzati, que este miércoles está citado a declarar en la fiscalía de Rancagua en calidad de imputado por encubrimiento de abusos, firmaba el documento titulado "Orientaciones que fomentan el buen trato y la sana convivencia pastoral", que fue retirado de la página oficial del Arzobispado capitalino ante la polémica suscitada.

Se trata de nueve páginas de consignas al personal religioso para proceder cuando se está en compañía de menores y adolescentes, así como de personas vulnerables.

Entre estas, destaca el apartado "Muestras de afecto", que señala que "si bien dentro de nuestra misión está la de mostrar el amor del Padre y fomentar el encuentro con Cristo, existen algunas formas inapropiadas de expresar el afecto y la cercanía, las cuales deben ser evitadas".

El texto recomienda así evitar dar "abrazos demasiado apretados", "palmadas en los glúteos, tocar el área de los genitales o el pecho"; "recostarse o dormir junto a niños, niñas o adolescentes", "dar masajes", "luchar o realizar juegos que implican tocarse de manera inapropiada", junto con "abrazar por detrás", "besar en la boca a los niños, niñas adolescentes o personas vulnerables" o "utilizar el tacto solamente según lo apropiado o según lo permitido por la cultura local".

Asimismo, asegura que es un "desafío permanente cuidar que nuestras conductas favorezcan el buen trato, no puedan ser mal interpretadas ni den señales inequívocas", por lo que preconiza no "regalar dinero u objetos de valor" a los menores a menos que se haga con "justa causa" y el "conocimiento de los padres o tutores legales".

También desaconseja "mantener contacto demasiado frecuente injustificado" por teléfono, correo electrónico o redes sociales, "transportar en vehículo" a los menores, "usar lenguaje inapropiado y soez" o "desarrollar actividades" con menores "no acordes a su edad o condición".