Mundo
Jueves 08 de Noviembre de 2018

Desmantelan una red de corrupción que involucra a diputados de Brasil

El Tribunal Regional Federal de la 2° Región (TRF-2) ordenó la detención de 22 acusados de integrar la red de corrupción, entre ellos el actual secretario de la gobernación de Río de Janeiro, Affonso Monnerat

La Fiscalía de Brasil y la Policía desmontaron hoy una red de corrupción que funcionaba a través de diputados de la Asamblea Legislativa de Río de Janeiro, que recibían sobornos a cambio de apoyar iniciativas montadas por la Gobernación para desviar recursos.


El Tribunal Regional Federal de la 2° Región (TRF-2) ordenó la detención de 22 acusados de integrar la red de corrupción, entre ellos el actual secretario de la gobernación de Río de Janeiro, Affonso Monnerat.
La operación, llamada "Furna da Onça" en referencia a una de las salas de reunión de la Asamblea Legislativa de Río, está relacionada con "Cadeia Velha", un caso por el que el año pasado fue arrestado el entonces presidente de la Cámara regional, Jorge Picciani.


Ambas operaciones, a su vez, están relacionadas con el Lava Jato, la investigación que destapó la mayor trama de corrupción en la historia de Brasil y que salpica a toda la región.


Según la Fiscalía, con la acción de hoy se busca destapar una red de corrupción que promovía la compra de votos de diputados, lavado de dinero y distribución indebida de cargos, todas acciones iniciadas en 2007, durante el primer mandato del ex gobernador Sergio Cabral, preso y condenado en varios procesos.

"Son personas que se valieron de sus cargos para perpetuar sus intereses. Además hay un esquema que entrega de cargos públicos como moneda de cambio, no solo pagos", señaló el procurador general de la nación en Río de Janeiro, Carlos Aguiar.


En una rueda de prensa en Río de Janeiro, Aguiar aseguró que "la organización criminal" distribuía entre 20.000 y 100.000 reales (entre 190.000 y un millón de pesos) a cada parlamentario mensualmente.

Además de los diputados, fueron blanco del operativo el presidente del Detran (Departamento regional de Tránsito), Leonardo Silva Jacob, y su antecesor en el órgano, Vinícius Farah, que fue elegido diputado federal en las elecciones de octubre pasado.

También fueron ordenadas las detenciones preventivas de los diputados Jorge Picciani, Edson Albertassi y Paulo Mello, que, como consecuencia de la operación anterior, están presos desde noviembre de 2017, salvo Picciani que tiene arresto domiciliario.

El dinero con el que se pagaban las coimas vendría de sobreprecios de contratos de obras públicas en Río de Janeiro pagado con recursos federales, informó la agencia de noticias EFE.

Según la Fiscalía, los involucrados responderán, en la medida de sus participaciones, por los delitos de asociación para delinquir, corrupción activa, corrupción pasiva y lavado de dinero.


Télam

Comentarios