San Juan 8 > Mundo > COVID-19

Designaron a 26 científicos que deberán estudiar el origen del COVID-19

"Es tal vez nuestra última posibilidad de comprender los orígenes de este virus", afirmó Ryan, director del Programa de urgencia sanitaria del ente multinacional.

Con un sinnúmero de teorías en torno del surgimiento del coronavirus, un nuevo grupo de expertos fue designado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para desentrañar el origen del Covid-19. Se trata de 26 investigadores, de 26 países, que deberán analizar los inicios de agentes patógenos de alto riesgo que aparecieron o reaparecieron. “Tal vez es nuestra última posibilidad de comprender los orígenes de este virus”, dijo Michael Ryan, director del Programa de urgencia sanitaria del ente internacional.

“La emergencia de nuevos virus que pueden desencadenar epidemias y pandemias es una realidad ineludible de la naturaleza, y si el SARS-CoV-2 es el más reciente de esos virus, no será el último”, afirmó Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, durante la conferencia de prensa donde se anunció el lanzamiento del nuevo “Grupo consultivo científico sobre los orígenes de los nuevos agentes patógenos” (SAGO, por sus siglas en inglés).

Te puede interesar...

La convocatoria alcanzó a unos 700 postulantes, de los cuales se seleccionaron 26 (11 son mujeres). “Según los procedimientos de la OMS, habrá un periodo de consulta pública de dos semanas, para que se reciban comentarios sobre las proposiciones de los miembros del SAGO y para que ponga en marcha las modalidades de la primera reunión”, detallaron desde el organismo internacional en un comunicado. “Es tal vez nuestra última posibilidad de comprender los orígenes de este virus”, afirmó Ryan, director del Programa de urgencia sanitaria del ente multinacional.

En ese sentido, María Van Kerkhove, responsable de la gestión de la epidemia de Covid-19 en la OMS, explicó que “este grupo de consulta aconsejará a la OMS sobre las próximas medidas de urgencia de deban tomarse, y luego la OMS trabajará con todos los Estados miembros, inclusive China, para llevar a bien lo que deba hacerse”. “No hay tiempo que perder”, aseveró.

Entre los científicos designados pueden encontrarse virólogos y epidemiólogos, entre otras especialidades, los cuales son originarios de 26 naciones y se desempeñan en instituciones tales como la Universidad de Oxford, los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), el Instituto Pasteur y la Fundación Oswaldo Cruz brasileña.

En lo que se refiere a SARS-CoV-2, existe un pequeño número que fue parte de la primera misión que se desplegó a principios de año en Wuhan (China) y que, a finales de marzo, publicó un informe donde se admitió que ninguna de las cuatro hipótesis (trasmisión zoonótica desde un animal intermediario; salto sin intermediario, ingestión de un animal infectado o la fuga de un laboratorio) podía descartarse.

En el informe emitido por el primer grupo, los científicos destacaron que se podrían analizar unas 200 mil muestras de sangre almacenadas en Wuhan para encontrar pistas, ya que estimaron que habría algunos casos antes de que se declare el brote. Según el Gobierno chino, no podrían haberse analizado antes por “cuestiones legales” y que tras cumplirse los dos años, esto se podrá realizar sin más obstáculos.

Vale aclarar que, además del Covid-19, estos científicos deberán develar el origen del MERS-CoV (enfermedad respiratoria provocada por un coronavirus), la gripe aviar, y los virus de Lassa, Marburgo y el Ébola. Pero eso no es todo, también deberán evaluar futuros brotes y epidemias, y orientar los estudios de otros patógenos emergentes.