Mundo
Jueves 30 de Agosto de 2018

Desde los 13 años, la comida de los hijos se convierte en un descontrol

A la medida que transcurre la infancia es fácil saber qué comen, qué hacen o con quiénes se encuentran. Mientras que van creciendo ya empiezan a hacer cosas solos, y se hace dificil ir controlando, especialmente su alimentación.

La mayoría de los padres no están seguros de lo que sus hijos hacen o comen, entre otras cosas, cuando no están con ellos después de comenzar la escuela secundaria. Y si bien asegurar una dieta saludable es esencial, no siempre es una prioridad en un estilo de vida adolescente agitado.

Después de años de observar atentamente cada uno de sus pasos, la mayoría de los padres del mundo se pregunta qué elecciones tomarán sus hijos cuando se introduzcan en la vida de la escuela secundaria y comiencen a hacer su propio camino en el mundo.

Según un estudio llevado a cabo por Vitabiotics' Wellteen, que apoya las necesidades nutricionales de adolescentes o niños del Reino Unido, cuatro de cada diez padres se preocupan por las comidas que eligen sus hijos cuando no están con ellos, y el 43% a menudo encuentra envoltorios de dulces o comida rápida en el dormitorio de su hijo o en la mochila escolar.

"La clave es procurar siempre enseñar buenos hábitos alimentarios priorizando el consumo de frutas y verduras; en tartas, ensaladas, revueltos, salteados y snacks de frutas secas; yogures semidescremados y barritas de cereales para evitar que seleccionen alimentos ultraprocesados altos en grasas y azúcares", sostuvo en diálogo con Infobae la nutricionista Delfina Fahey.

Los adolescentes se encuentran entre los grupos etarios que tienen los peores hábitos alimenticios. Eso podría deberse a que se rebelan contra sus padres y se encuentran "testeando" su nueva independencia, junto con las presiones de una agitada agenda de estudios, deporte y socialización.

Según reveló la investigación, más de la mitad de los padres discuten con sus hijos adolescentes sobre su alimentación, especialmente acerca de la necesidad de comer más frutas y verduras.

Comentarios