Comscore

MUNDO

"Es un desafío, pero no un revés": el gobierno británico, sobre la suspensión de la vacuna de Oxford

El ministro de Salud de Gran Bretaña se refirió a la noticia de la interrupción de las pruebas en fase 3 de la vacuna de Oxford. Matt Hancock eligió un mensaje de calma ante la novedad. Dijo que "pausas como estas son normales en el desarrollo de una vacuna".

El funcionario recordó que la medida es una obligación de los científicos para cumplir con los protocolos de seguridad y que hacer este tipo de interrupciones permite "investigar el problema".

El laboratorio Astra Zeneca anunció este martes que la fase 3 de las pruebas de la vacuna contra el COVID-19 se suspendían temporalmente ante un resultado adverso en una persona.

Si bien no se dijo oficialmente cuál habría sido el efecto adverso de la vacuna en desarrollo, el New York Times afirmó que uno de los voluntarios desarrolló unamielitis transversa, un trastorno que impide las respuestas adecuadas del sistema nervioso por la médula espinal.

El ministro Hancock dijo que existe el compromiso de "avanzar en la vacuna hasta que sea segura para su desarrollo y aplicación".

"No es la primera vez que esto pasa", comentó el funcionario encargado de la salud en Gran Bretaña. “Hubo una pausa antes en el verano y eso se resolvió favorablemente", apuntó el ministro.

Por su parte, la BBC también afirmó que esta vacuna en particular sufre una segunda pausa desde que comenzó su desarrollo en el pasado mes de abril.

La novedad causó un fuerte impacto en la Argentina y en México, teniendo en cuenta que AstraZeneca eligió a ambos países como los encargados de desarrollar la vacuna para proveerla a toda América Latina excepto Brasil, que tiene un convenio propio.

Y una conmoción similar generó en el gobierno británico, que posee un acuerdo para asegurarse unas 100 millones de dosis en caso de que la vacuna de sea realmente efectiva y segura.