San Juan 8 > Mundo > vacunas

¿Cuánto tarda en generar inmunidad contra el COVID-19 cada vacuna?

A medida que los países avanzan en la vacunación de sus poblaciones, y mientras la variante delta del coronavirus amenaza con poner en jaque la inmunidad conseguida, surgen nuevas dudas acerca de la protección otorgada por las vacunas autorizadas de emergencia en el marco de la pandemia.

Es que como si de una luz que se apaga al final del túnel se tratara, a quienes veían en la vacunación el comienzo del fin de la pandemia por coronavirus, las mutaciones surgidas del SARS-CoV-2 les generan una serie de nuevas dudas a responder.

Te puede interesar...

A medida que los países avanzan en la vacunación de sus poblaciones, y mientras la variante delta del coronavirus amenaza con poner en jaque la inmunidad conseguida, surgen nuevas dudas acerca de la protección otorgada por las vacunas autorizadas de emergencia en el marco de la pandemia.

Es que como si de una luz que se apaga al final del túnel se tratara, a quienes veían en la vacunación el comienzo del fin de la pandemia por coronavirus, las mutaciones surgidas del SARS-CoV-2 les generan una serie de nuevas dudas a responder.

La eficacia en participantes sin evidencia de infección previa por SARS-CoV-2 y con un intervalo entre dosis de 10-12 semanas, preferiblemente a las 12 semanas, a partir de 15 días tras la segunda dosis se sitúa alrededor del 80%. Es decir, la mayor efectividad de la vacuna -el 80%- se alcanzaría a los 15 días de la segunda dosis, por tanto, entre las 10-12 semanas de espera entre la primera y la segunda, más los 15 días, la inmunidad con AstraZeneca se alcanzaría en torno a los 111 días desde la primera dosis.

Sputnik V

Un análisis global sobre la respuesta inmune inducida por la vacuna Sputnik V, en el que participaron 288 individuos, indicó que el 94% mostró presencia de anticuerpos específicos tras recibir una sola dosis. Asimismo, el estudio reveló que el 96% de las personas menores de 60 años tienen anticuerpos a los 21 días de la primera aplicación. En los mayores, esa tasa es del 89%. Y dos inmunizaciones generan anticuerpos en el 100% de los vacunados, según concluyó la primera etapa de un estudio longitudinal de la Plataforma de Estudios Serológicos de la Provincia de Buenos Aires.

Para llegar a esos resultados, los investigadores tomaron muestras de plasma de los voluntarios del personal de salud del subsector público de la Provincia de Buenos Aires antes de la vacunación (nivel basal), a los 21 días de la primera dosis y a los 21 días de la segunda.

Sinopharm

La eficacia en participantes sin evidencia de infección previa por SARS-CoV-2 y con un intervalo entre dosis de 10-12 semanas, preferiblemente a las 12 semanas, a partir de 15 días tras la segunda dosis se sitúa alrededor del 80%. Es decir, la mayor efectividad de la vacuna -el 80%- se alcanzaría a los 15 días de la segunda dosis, por tanto, entre las 10-12 semanas de espera entre la primera y la segunda, más los 15 días, la inmunidad con AstraZeneca se alcanzaría en torno a los 111 días desde la primera dosis.

Sputnik V

Un análisis global sobre la respuesta inmune inducida por la vacuna Sputnik V, en el que participaron 288 individuos, indicó que el 94% mostró presencia de anticuerpos específicos tras recibir una sola dosis. Asimismo, el estudio reveló que el 96% de las personas menores de 60 años tienen anticuerpos a los 21 días de la primera aplicación. En los mayores, esa tasa es del 89%. Y dos inmunizaciones generan anticuerpos en el 100% de los vacunados, según concluyó la primera etapa de un estudio longitudinal de la Plataforma de Estudios Serológicos de la Provincia de Buenos Aires.

Para llegar a esos resultados, los investigadores tomaron muestras de plasma de los voluntarios del personal de salud del subsector público de la Provincia de Buenos Aires antes de la vacunación (nivel basal), a los 21 días de la primera dosis y a los 21 días de la segunda.

Janssen (Johnson & Johnson)

Es la única de todas las vacunas que solo necesita una sola dosis. En participantes sin evidencia de infección previa por SARS-CoV-2, a partir de 14 días tras la administración, se observó una eficacia del 66,9%. En personas de 65 años o más la eficacia fue del 82,4%, en tanto en 75 años o más la eficacia fue del 100% y entre los 18 y los 64 años del 64,2%.

La eficacia frente a enfermedad grave por COVID-19 fue del 76,7% a los 14 días de la vacunación y del 85,4% a los 28 días de la vacunación. Según estos datos, la inmunidad con Janssen se alcanzaría a los 14 días desde que se recibe la dosis.

Así las cosas, un estudio científico difundido a finales de junio reportó que las vacunas de Pfizer y Moderna desencadenan una reacción inmunológica que puede proteger durante años contra el COVID-19, lo que postergaría la necesidad de recibir dosis de refuerzo.

“Es una buena señal de lo duradera que es la inmunidad de esta vacuna”, dijo Ali Ellebedy, inmunólogo de la Universidad de Washington en San Luis que dirigió el estudio, publicado en la revista Nature. En declaraciones a The New York Times, el científico indicó que la investigación solo analizó fórmulas que usan la tecnología de ARN mensajero, pero añadió que espera que la respuesta inmunitaria de estas vacunas sea mayor.

De esta forma, el estudio sugiere que la gran mayoría de las personas vacunadas con la tecnología ARNm estarán protegidas a largo plazo, al menos contra las variantes existentes del coronavirus, aunque los adultos mayores, las personas con sistemas inmunitarios débiles y las que toman fármacos que suprimen la inmunidad pueden necesitar refuerzos. Por su parte, las personas que tuvieron COVID-19 y luego fueron vacunadas podrían nunca necesitar una dosis de refuerzo.