Crisis en Chile
Sábado 26 de Octubre de 2019

Crisis en Chile: el Ejército levantó el toque de queda en Santiago y Valparaíso

El Jefe de la defensa de la Región Metropolitana, Javier Iturriaga y el Contraalmirante Juan Andrés de la Maza confirmaron que esta noche ya no habrá restricciones de circulación.

"La región Metropolitana ha alcanzado índices de normalidad, tanto en el funcionamiento de la ciudad, como en la vida de los habitantes, logrado gracias a la contribución de todos los ciudadanos", asegura el Ejército en un comunicado. Por lo tanto, agrega que "no habrá toque de queda a partir de este momento".


Embed

En la misma línea se pronunció el Contraalmirante Juan Andrés de la Maza anunció que no se establecerá toque de queda en la Región de Valparaíso para este sábado. Según detalló al sitio web Emol, que si bien anoche la tienda ABCdin fue atacada y hubo también otros disturbios, en general "el comportamiento de la comunidad y de las personas fue muy bueno". El periódico, además, explicó que para evitar que otros comercios se sigan viendo afectados por el toque de queda, en especial los nocturnos, anunció que no se aplicará la medida esta noche. El anuncio llega luego de una reducción paulatina el toque de queda en todo el país.


Anoche, en la capital, las protestas contra la desigualdad social alcanzaron este un nivel sin precedentes al reunir a alrededor de 1,2 millones de personas en una histórica manifestación en Santiago para reclamar la salida del presidente Sebastián Piñera y reivindicar hondas reformas sociales.


La masiva concentración en la Plaza Italia, punto neurálgico de esta ola de protestas que abarca a todo el país, fue inédita en la historia democrática de Chile y solo es comparable a las movilizaciones de 1988 contra la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).


La gran plaza de la capital chilena se quedó pequeña para acoger a todos los manifestantes que estaban convocados para las 17.00 hora local (20.00 GMT), pero media hora antes ya no había espacio para nadie más y el resto se quedó en las avenidas aledañas sin poder ingresar.


Ni siquiera las dos Copas América que la selección de Chile ganó en 2015 y 2016 lograron congregar a tantas personas en la emblemática plaza, donde esta vez los chilenos llegaron desde los puntos más lejanos de la ciudad en auténticos ríos de gente.


El momento más emotivo la movilización llegó cuando se desplegó una bandera nacional gigante con el ya extendido lema "Chile despertó", mientras desde uno de los edificios de la paza se leía otro enorme cartel que decía "Por la dignidad de nuestro pueblo, a la calle sin miedo".


Desde el Palacio de La Moneda, sede del Gobierno chileno, Piñera realizó un seguimiento de los acontecimientos y en Twitter hizo caso omiso a quienes le piden su dimisión.


"Los chilenos piden un Chile más justo y solidario y la marcha abre grandes caminos de futuro y esperanza. Todos hemos escuchado el mensaje. Todos hemos cambiado. Con unidad y ayuda de Dios, recorreremos el camino a ese Chile mejor para todos", escribió.

(Fuente: Infobae)


Comentarios