Comscore

MUNDO

Bolsonaro suma otra polémica frase: "Cada vez más el indio es un ser humano como los blancos"

Las confederaciones indígenas enfurecidas preparan una demanda judicial contra el presidente de Brasil por la declaración considerada racista.

Diferentes organizaciones indígenas anunciaron este viernes que denunciarán ante la Justicia a Jair Bolsonaro después de que el presidente de Brasil afirmara que cada vez más "el indio es un ser humano" como los blancos.

La denuncia será presentada ante la Justicia por la Articulación de los Pueblos Indígenas de Brasil (APIB), que aglutina diversas organizaciones, anunciósu coordinadora ejecutiva, Sonia Guajajara. Esta dirigente había sido candidata a la vicepresidencia en 2018 por el centroizquierdistaPartido Socialismo y Libertad.

"Nosotros, pueblos indígenas, originarios de esta tierra, exigimos respeto! Bolsonaro una vez más rasga la Constitución al negar nuestra existencia como seres humanos. Es necesario decirle basta a ese perverso!", exclamó Guajajara.

La líder indígena reaccionó a las declaraciones ofrecidas la víspera por Bolsonaro a través de comentarios en lasredes sociales.

"El indio es cada vez más un ser humano como nosotros. Entonces, vamos a hacer que el indio se integre en la sociedad y sea realmente dueño de su tierra indígena. Eso es lo que queremos aquí", resaltó Bolsonaro la noche del jueves, en una de sus escalas antes de aterrizar en India, donde este viernesinició una visita oficial de cuatro días al país asiático.

El líder de la ultraderecha brasileña ya ha expresado su intención de impulsar un proyecto para legalizar la minería artesanal o de pequeña escala (garimpo), principalmente en las tierras indígenas, las cuales están protegidas por ley.

Bolsonaro ha sido centro de diversas críticas por parte de asociaciones indígenas, organismos internacionales y ONG, a las que el capitán de la reserva del Ejército acusa de manipular a los indios.

Líderes de 45 etnias indígenas de Brasil firmaron la semana pasada un manifiesto en la que denunciaron que el gobierno del presidente Bolsonaro puso en marcha un "proyecto político" de "genocidio, etnocidio y ecocidio" contra los pueblos originarios del país y habitantes de la Amazonía.

La reunión celebrada en la aldea Piaraçu (centro-oeste) estuvo liderada por el cacique Raoni Metuktire, un histórico defensor de los derechos de los pueblos indígenas y a quien Bolsonaro acusó, ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, de ser "usado por potencias extranjeras" que pretenderían apoderarse de esa región.