Mundo
Sábado 02 de Noviembre de 2019

Bolivia: 2 muertos, 200 detenidos y 60 policías heridas tras la elección de Evo

La Defensoría del Pueblo informó que hubo fallecidos muertos por bala, hasta este sábado.

Los violentos choques entre opositores y policías en Bolivia a causa de las protestas por la reelección del presidente Evo Morales dejaron hasta anoche casi 200 detenidos y 60 policías heridos, informó un jefe de los uniformados.



"Hubo 191 arrestados", que fueron llevados a unidades de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen en diferentes departamentos, afirmó el director de esta oficina policial, Julio Cordero, citado por el diario La Razón.




Cordero añadió que los detenidos fueron denunciados ante fiscales por "estar involucrados en hechos vandálicos, daños a la propiedad pública y privada, y lesiones".




También señaló que hay "60 policías heridos", uno de ellos en "estado de coma", tras los incidentes que comenzaron un día después de la elección general del 20 de octubre, en la que Evo Morales fue reelecto para un cuarto mandato, en medio de las denuncias de fraude por parte de la oposición.



Los choques más fuertes se registraron entre la noche del jueves y la madrugada del viernes, cuando jóvenes universitarios utilizaron piedras y palos para romper la guardia policial de la Plaza de Armas, donde el presidente Morales tiene sus oficinas.




Los uniformados respondieron con gases lacrimógenos y agua. La Defensoría del Pueblo informó de dos muertos por bala y más de 140 heridos, muchos a causa de choques callejeros entre oficialistas y adversarios del presidente.




En medio de una auditoría
Tras los resultados, la Organización de los Estados Americanos (OEA) empezó una auditoría, que durará entre 10 y 12 días. Según explicaron, el trabajo se basará en cuatro ejes: cómputo de actas y papeletas, cadena de custodia, proceso informático del escrutinio y el componente estadístico y proyecciones.




La oposición se niega a avalar el control iniciado por la OEA por considerar que se trata de "una maniobra distractiva para mantener al presidente en el poder".




Los opositores, que mantienen semiparalizado el país, no demandan un recuento de votos. Algunos multitudinarios cabildos abiertos exigen directamente la anulación de la votación y convocar a nuevas elecciones generales presidenciales y legislativas "sin Evo Morales", una exigencia rechazada por el gobernante.


Comentarios