Mundo
Jueves 31 de Octubre de 2019

Avanzó otro paso el proceso para destituir a Donald Trump

La iniciativa se aprobó por 232 votos a 196. La investigación se centra en la sospecha de que el Presidente presionó a Ucrania para investigar a la familia de Biden.

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó este jueves los procedimientos para iniciar un juicio político contra el presidente, Donald Trump, lo que abre la puerta a que el proceso comience formalmente en cuestión de semanas. Sin embargo, ese proceso se desarrollaría en el Senado, donde los republicanos ocupan la mayor parte de los escaños.



La investigación se centra en la sospecha de que Trump usó todo el poder de la Presidencia de EE.UU. para presionar al Gobierno ucraniano y obligarlo a investigar a la familia del exvicepresidente Joe Biden, un potencial rival en las elecciones de 2020.



La resolución autoriza al Comité de Inteligencia a hacer públicas sus audiencias y elaborar un informe con el objetivo de que el Comité Judicial decida si redacta artículos para un juicio político contra Trump. Además, permite que los abogados de Trump participen en las audiencias y que los republicanos convoquen testigos y soliciten documentos con el aval de la mayoría de los legisladores.



"¡La mayor caza de brujas de la historia de Estados Unidos!", se quejó Trump en Twitter justo después de la votación, en la que los demócratas hicieron hecho valer su mayoría para aprobar por 232 votos a 196 las normas para las vistas públicas y el interrogatorio a potenciales testigos.



"Lo que está en juego no es nada más y nada menos que nuestra democracia", afirmó la presidenta de la Cámara Baja, Nancy Pelosi, defensora de un arduo proceso político frente al que se mostraba reacia hace tan solo unos meses. Si prospera, Trump sería el tercer presidente en ser juzgado ante el Congreso.



Solo dos demócratas se han salido de la línea oficial del partido, mientras que por parte republicana Justin Amash, un independiente de Michigan, se posicionó a favor del 'impeachment'.



El Partido Republicano basa sus alegatos contra el proceso en que los demócratas quieren expulsar al presidente porque son incapaces de ganarle en una elecciones. "El presidente no ha hecho nada malo y los demócratas los saben", ha afirmado la Casa Blanca en un comunicado difundido tras la votación en la que ha acusado a Pelosi y sus socios de tener una "obsesión" por un proceso "ilegítimo" que "perjudica al pueblo estadounidense.


La Presidencia, que ha instado al Partido Demócrata a centrarse en otras cuestiones que "afectan a las familias de verdad", ha denunciado una violación "inaceptable" de la normativa propia de la Cámara de Representantes para avanzar en esta iniciativa.


En este sentido, ha acusado a Pelosi de realizar "reuniones secretas a puerta cerrada", de "bloquear" los intentos de la Administración por participar y de poner en cuestión el "debido proceso".


"Los demócratas quieren emitir un veredicto sin dar a la Administración una oportunidad de defender. Es injusto, inconstitucional y fundamentalmente antiestadounidense", ha remachado la Casa Blanca.

Fuente: TN

Comentarios