Mundo
Martes 17 de Octubre de 2017

Ascienden a 40 los muertos por incendios en Portugal y España

Miles de bomberos intentan combatir los siniestros que mataron a 35 portugueses y a 4 españoles. Denuncian que la mayoría de los focos fueron provocados en ambos países.

La lluvia y el descenso de las temperaturas ayudaban el martes a los equipos que luchaban contra incendios forestales en Portugal y España en los que murieron al menos 40 personas durante el fin de semana.

Los incendios en Portugal estaban bajo control para el martes por la mañana, según las autoridades de Protección Civil, después de que al menos 36 personas murieran y docenas resultaran heridas. Portugal, donde aún hay siete desaparecidos, comenzó tres días de luto nacional.

En el noroeste de España, donde cuatro personas han muerto en los fuegos, las autoridades regionales de Galicia dijeron que el martes quedaban 27 incendios fuera de control, siete de ellos cerca de zonas habitadas.

incendio-portugal-3.jpg

Siguen en marcha las investigaciones sobre la causa de la oleada de incendios de final de la temporada, que las autoridades en ambos países consideran en su mayoría provocados.

Más de 5.300 bomberos con más de 1.600 vehículos combatían las llamas en los bosques repletos de pinos y eucaliptos.

Portugal experimenta extensos incendios forestales cada año. La mayoría de ellos son provocados, de acuerdo con los funcionarios, y se propagan rápidamente debido al mal manejo forestal que deja escombros que alimentan las llamas.

Los servicios de emergencia registraron la cantidad récord de 523 incendios forestales el domingo. Es el número más grande de incendios para un solo día en lo que va del año y el mayor registrado en más de una década. "No ves eso en ningún otro país del mundo", señaló Gaspar.

incendio-portugal-2.jpg

Los canales de televisión portugueses difundían sin parar imágenes de llamas arrasando árboles y casas ante la mirada de sus habitantes aterrados, que intentaban en vano frenar el avance del fuego o abandonaban sus calles.

"La mayoría de las víctimas murieron en su coche, pero también hemos encontrado a víctimas en el interior de sus casas", explicó el alcalde de Oliveira do Hospital, José Carlos Alexandrino, a la televisión pública RTP.

"Toda la ciudad parecía una bola de fuego, rodeada por las llamas por todas partes", describió, añadiendo que más de un centenar de familias perdieron su vivienda.

incendio-portugal-6.jpg

En Galicia
En España, el presidente de gobierno Mariano Rajoy dijo durante una visita a Galicia que las autoridades estaban seguras de que los incendios fueron provocados.

Funcionarios de ambos países dijeron que esperan que la lluvia y el clima fresco que ayude a extinguir los incendios.

En Galicia, dos personas murieron al quedarse atrapadas en sus vehículos cerca de Nigrán cuando intentaban huir, dijo el alcalde de esa localidad. Y, un anciano falleció en un cobertizo situado detrás de su casa en Carballeda de Avia.

Rajoy insistió en el carácter intencionado de los incendios. "Lo que estamos viviendo aquí es algo que no se produce por casualidad, esto ha sido provocado", declaró.

Durante la madrugada, varios incendios provocaron evacuaciones cerca de la ciudad portuaria de Vigo, la más poblada de la región, con unos 300.000 habitantes.