San Juan 8 > Ovación

Mostró dos caras

Colón jugó su primer amistoso en Mar del Plata frente a Olimpo. En el encuentro inicial cayó 1-0, mientras que en el restante se impuso 3-1, con goles de Federico Jourdan, Julio Barraza y Rubén Ramírez, de tiro penal.

Con resultados dispares, comenzó la serie de partidos amistosos de Colón en la ciudad de Mar del Plata. En esta ocasión el rival fue Olimpo y, en el primero de los cotejos, el elenco sabalero cayó 1-0, en tanto que en el siguiente juego se impuso 3-1 dejando una imagen mucho más acorde a la calidad del plantel que conduce Roberto Sensini.

Te puede interesar...

Se jugaron dos tiempos de 30 minutos en ambos partidos en las instalaciones del club Banco Provincia ubicado en el famoso Parque Camet y contó con la presencia de algunos hinchas sabaleros que se acercaron a alentar a su equipo en el primer amistoso del año.

Como era de suponer, en el primer choque se notó la diferencia de velocidad, ya que el técnico del elenco bahiense, Walter Perazzo, puso en cancha al equipo titular que venía con un ritmo de juego importante ya que había disputado varios amistosos en la semana y eso se vio reflejado en el terreno de juego.

El primer partido

En consecuencia, el inicio del juego tuvo como protagonista al conjunto que milita en la “B” Nacional ya que manejó el balón y marcó la diferencia fundamentalmente en la mitad de la cancha donde los volantes centrales Hernán Bernardello y César Melli no hicieron pie. En esa primera etapa, Colón tuvo algunas aproximaciones en los pies de Emmanuel Gigliotti y Lucas Mugni pero sin preocupar demasiado a Nereo Champagne.

En el segundo tiempo el rojinegro levantó el nivel y emparejó el trámite de juego ya que por el sector derecho el tándem de Maximiliano Caire y Gabriel Graciani generaron algunas zozobras en la defensa del aurinegro. Pero esta supremacía no se evidenció en situaciones de gol, al punto tal que la chance más concreta del equipo que dirige Sensini se produjo a través de un remate de Bernardello desde afuera del área que fue neutralizado por el arquero de Olimpo.

Cuando el partido se moría y el resultado parecía inamovible, el delantero Juan Ignacio Sánchez Sotelo peleó el balón por el sector izquierdo le ganó la posición a los defensores del Sabalero para despachar un centro que encontró el pie del ex Unión, Matías Soto Torres, quien no tuvo más que empujar el balón a la red y sellar la victoria del equipo de Bahía Blanca.

En segundo turno

El partido restante fue absolutamente distinto ya que se notó la diferencia de jerarquía entre uno y otro equipo. En esta ocasión, Perazzo puso un equipo suplente, en cambio Sensini con su idea de alternar titulares con suplentes diagramó una formación competitiva y de allí el resultado final.

Casi que no hubo equivalencias y por ese motivo en el primer tiempo Colón estableció diferencias importantes con el primer gol anotado por el juvenil Federico Jourdan, que se ubicó como volante por izquierda. Y precisamente por ese sector definió cruzado al palo derecho de Capogrosso para decretar el 1-0 parcial.

Más tarde iba a llegar un gran anticipo de cabeza por parte de Rubén Ramírez, quien viene realizando una gran pretemporada y está muy afinado desde lo físico. Tito cabeceó, el balón se estrelló en el caño pero en el rebote Julio Barraza estuvo muy atento para tocar suave y agrandar la diferencia a dos goles.

En los segundos 30 minutos llegó el descuento de Olimpo, dado que el juvenil Luis Castillo derribó dentro del área a Riquelme, el árbitro no dudó y decretó la pena máxima. Jonathan Blanco fue el encargado de derrotar a Andrés Bailo y achicar el marcador.

Sin embargo minutos más tarde, una mano en el área del aurinegro fue sancionada y Ramírez, a quien minutos antes se le había negado el gol, tuvo revancha y desde los 12 pasos puso cifras definitivas.

A la hora de hacer un análisis se puede decir que el segundo partido dejó mucho más conforme al cuerpo técnico, más allá de que en estas ocasiones el resultado es lo que menos importa. Pero el dato más significativo en este período de la pretemporada es que los jugadores vienen respondiendo de manera satisfactoria a las exigencias físicas y, por ese motivo, no hay jugadores lesionados.

Seguramente en el próximo compromiso que jugará Colón en la ciudad balnearia frente a América, un elenco de la zona, se pueda observar una formación titular, que en principio no tendría prácticamente modificaciones a la que terminó jugando el campeonato pasado.

Mucho dependerá del nivel que muestren los jugadores en los siguientes partidos para que Sensini pueda modificar la estructura, uno de los aspectos a seguir de cerca será el presente futbolístico de Mauricio Romero, quien ayer no participó de los dos encuentros ya que se sumó más tarde a la pretemporada.

No obstante, se trata de un jugador importante que tendrá que ganarse el puesto en un sector de la cancha en el que sobran alternativas para elegir.