San Juan 8 > Información General

Mitos sobre el ejercicio femenino

 Embed      
La tripa y los abdominales: Por muchos abdominales que hagas, la grasa que hay en tu abdomen seguirá ahí a menos que hagas ejercicio aeróbico y de tonificación muscular. Es más, ni siquiera te recomendamos hacer abdominales, ya que, mal hechos, pueden acabar provocándote problemas de espalda e incluso incontinencia. Cómo reducirla: Moviéndote, tonificando tus músculos y cuidando tu alimentación, estás son las claves para quitarte la tripa.
La tripa y los abdominales: Por muchos abdominales que hagas, la grasa que hay en tu abdomen seguirá ahí a menos que hagas ejercicio aeróbico y de tonificación muscular. Es más, ni siquiera te recomendamos hacer abdominales, ya que, mal hechos, pueden acabar provocándote problemas de espalda e incluso incontinencia. Cómo reducirla: Moviéndote, tonificando tus músculos y cuidando tu alimentación, estás son las claves para quitarte la tripa.
 Embed      
No quiero aumentar volumen: esto es lo que la mayoría de las mujeres dicen al entrar en un sala de máquinas, en una clase de body pump o al coger unas pesas. Y éste es también su mayor error, ya que para una mujer resulta fundamental cuidar su musculatura por muchas razones: para adelgazar y mantener el peso, para conservar un cuerpo joven, para evitar problemas de espalda, para combatir la flaccidez, para preservar la salud de los huesos y articulaciones. No aumentarás. Dado que una mujer no tiene la misma masa muscular que un hombre, es casi imposible que tus músculos aumenten a no ser que tomes anabolizantes y entrenes como una culturista. Además de todos los beneficios que te hemos contado, trabajar tus músculos hará simplemente que se marquen y definan, dándole un aspecto más bonito y atlético a tu cuerpo.
No quiero aumentar volumen: esto es lo que la mayoría de las mujeres dicen al entrar en un sala de máquinas, en una clase de body pump o al coger unas pesas. Y éste es también su mayor error, ya que para una mujer resulta fundamental cuidar su musculatura por muchas razones: para adelgazar y mantener el peso, para conservar un cuerpo joven, para evitar problemas de espalda, para combatir la flaccidez, para preservar la salud de los huesos y articulaciones. No aumentarás. Dado que una mujer no tiene la misma masa muscular que un hombre, es casi imposible que tus músculos aumenten a no ser que tomes anabolizantes y entrenes como una culturista. Además de todos los beneficios que te hemos contado, trabajar tus músculos hará simplemente que se marquen y definan, dándole un aspecto más bonito y atlético a tu cuerpo.
 Embed      
Además de cuidar tu dieta, lo más efectivo para adelgazar es combinar ejercicio aeróbico y entrenamiento de fuerza, es decir, tonificación muscular. No sólo no tienes que matarte a correr para adelgazar, sino que puede no ser la mejor opción, ya que si pierdes masa muscular, será fácil que vuelvas a ganar el peso más adelante. El músculo consume más porque es más denso que la grasa y necesita mucha más energía, por lo que al entrenar tus músculos también activarás tu metabolismo, lo que se traducirá en un mayor gasto calórico diario, incluso en reposo.
Además de cuidar tu dieta, lo más efectivo para adelgazar es combinar ejercicio aeróbico y entrenamiento de fuerza, es decir, tonificación muscular. No sólo no tienes que matarte a correr para adelgazar, sino que puede no ser la mejor opción, ya que si pierdes masa muscular, será fácil que vuelvas a ganar el peso más adelante. El músculo consume más porque es más denso que la grasa y necesita mucha más energía, por lo que al entrenar tus músculos también activarás tu metabolismo, lo que se traducirá en un mayor gasto calórico diario, incluso en reposo.
 Embed      
¿Has tenido alguna vez en cuenta cómo es tu cuerpo antes de escoger una actividad física? Manzana, pera y espárrago, estos son, de forma aproximada, los tres tipos de cuerpos femeninos que existen y que vienen marcados genéticamente. Con una buena alimentación y el ejercicio adecuado podrás moldear tu cuerpo y mejorar tu aspecto, pero nunca podrás cambiar totalmente tu biotipo por mucho que te mates a hacer ejercicio. Lo mejor es aceptar tu cuerpo, quererlo y cuidarlo para que esté lo más bonito posible dentro de tu biotipo genético.
¿Has tenido alguna vez en cuenta cómo es tu cuerpo antes de escoger una actividad física? Manzana, pera y espárrago, estos son, de forma aproximada, los tres tipos de cuerpos femeninos que existen y que vienen marcados genéticamente. Con una buena alimentación y el ejercicio adecuado podrás moldear tu cuerpo y mejorar tu aspecto, pero nunca podrás cambiar totalmente tu biotipo por mucho que te mates a hacer ejercicio. Lo mejor es aceptar tu cuerpo, quererlo y cuidarlo para que esté lo más bonito posible dentro de tu biotipo genético.
 Embed      
Levantar el pecho: Apretar pelotas o aparatos que venden en televisión… No existe ningún ejercicio que consiga aumentar el volumen de tu pecho o levantarlo si ya se ha caído. La mama está formada en su mayor parte por grasa, por lo que ésta sí puede reducirse con el ejercicio. También es cierto que la caída se puede prevenir realizando ejercicios para fortalecer los músculos pectorales, donde se ancla el pecho, por lo que resulta muy conveniente que estén incluidos en tu rutina de ejercicio. Los Push ups, también llamados fondos, son el ejercicio más completo para trabajar los músculos pectorales y todo el tren superior, incluidos los abdominales.
Levantar el pecho: Apretar pelotas o aparatos que venden en televisión… No existe ningún ejercicio que consiga aumentar el volumen de tu pecho o levantarlo si ya se ha caído. La mama está formada en su mayor parte por grasa, por lo que ésta sí puede reducirse con el ejercicio. También es cierto que la caída se puede prevenir realizando ejercicios para fortalecer los músculos pectorales, donde se ancla el pecho, por lo que resulta muy conveniente que estén incluidos en tu rutina de ejercicio. Los Push ups, también llamados fondos, son el ejercicio más completo para trabajar los músculos pectorales y todo el tren superior, incluidos los abdominales.
 Embed      
Si piensas que en una clase de yoga te tumbarás y harás unos estiramientos, estás muy equivocada. Esta disciplina milenaria es también un potente sistema de acondicionamiento físico que te ayudará no sólo a estirarte y a relajarte, sino a tonificar toda tu musculatura. Diferentes estilos: Hatha, Iyengar, Kundalini, Bikram, Anusara, Vinyasa… existen muchos estilos de yoga, desde los más meditativos hasta los más exigentes físicamente, como el Power o el Asthanga Yoga, no aptos para todo el mundo. Muchos beneficios. La combinación de movimiento, respiración y asanas que se hace en yoga supone una estimulación de todo el organismo que se reflejará no sólo en tu aspecto sino en tu salud. Quemarás calorías.
Si piensas que en una clase de yoga te tumbarás y harás unos estiramientos, estás muy equivocada. Esta disciplina milenaria es también un potente sistema de acondicionamiento físico que te ayudará no sólo a estirarte y a relajarte, sino a tonificar toda tu musculatura. Diferentes estilos: Hatha, Iyengar, Kundalini, Bikram, Anusara, Vinyasa… existen muchos estilos de yoga, desde los más meditativos hasta los más exigentes físicamente, como el Power o el Asthanga Yoga, no aptos para todo el mundo. Muchos beneficios. La combinación de movimiento, respiración y asanas que se hace en yoga supone una estimulación de todo el organismo que se reflejará no sólo en tu aspecto sino en tu salud. Quemarás calorías.
 Embed      
Seguramente habrás oído alguna vez que quince minutos sobre una plataforma vibratoria equivalen a una hora de ejercicio. Que además tonificas los músculos, combates la celulitis, pierdes peso y te relajas… Lo sentimos, pero nada puede sustituir al ejercicio real.
Seguramente habrás oído alguna vez que quince minutos sobre una plataforma vibratoria equivalen a una hora de ejercicio. Que además tonificas los músculos, combates la celulitis, pierdes peso y te relajas… Lo sentimos, pero nada puede sustituir al ejercicio real.
 Embed      
Seguro que alguna vez has hecho abdominales o ejercicio de piernas pensando que así reducirías la grasa acumulada en la tripa o las cartucheras. Nada más lejos de la realidad. Haciendo ejercicios de tonificación para zonas específicas conseguirás mejorar el tono muscular de esa zona, pero no quemar la grasa. ¿Cómo lo consigo? Será el total del entrenamiento, además de unos buenos hábitos alimenticios, lo que te hará ir perdiendo poco a poco la grasa acumulada en tu cuerpo. Y seguramente será al final cuando la pierdas en la región glúteo femoral, ya que ahí es donde se acumula genéticamente en las mujeres.
Seguro que alguna vez has hecho abdominales o ejercicio de piernas pensando que así reducirías la grasa acumulada en la tripa o las cartucheras. Nada más lejos de la realidad. Haciendo ejercicios de tonificación para zonas específicas conseguirás mejorar el tono muscular de esa zona, pero no quemar la grasa. ¿Cómo lo consigo? Será el total del entrenamiento, además de unos buenos hábitos alimenticios, lo que te hará ir perdiendo poco a poco la grasa acumulada en tu cuerpo. Y seguramente será al final cuando la pierdas en la región glúteo femoral, ya que ahí es donde se acumula genéticamente en las mujeres.

Fuente: terra

Te puede interesar...