San Juan 8 > Información General

Minivacaciones: hay un 75% de reservas en la zona costera

El corredor de la ruta provincial Nº 1 apunta a una ocupación plena durante Semana Santa y los dos feriados que se le adicionan para lunes y martes. Habrá una nueva forma de trabajo de difusión.

A escasos días del inicio de Semana Santa, el sector turístico provincial se prepara para recibir una amplia afluencia de visitantes, muchos de los cuales se movilizarán entre localidades santafesinas y otros que llegarán desde diferentes provincias.

Te puede interesar...

En diálogo con Diario UNO, Javier Dellamónica, director provincial de Turismo, destacó ayer que “en el caso de los prestadores turísticos de la ruta provincial Nº 1, hay un porcentaje de ocupación entre el 75 y el 80 por ciento, a días todavía de la Semana Santa y del feriado por los Caídos en Malvinas”.

“La expectativa es que la capacidad esté colmada en todo el corredor de la ruta 1, así también en la zona de Sauce Viejo, Caima, Desvío Arijón. Hay muchas consultas y, como viene ocurriendo en otros fines de semana largos, la gente define viajar a último momento”, agregó el funcionario provincial.

En cuanto a la promoción de la cantidad de atractivos que tiene la provincia para los visitantes, Dellamónica agregó: “La intención es difundir todas las opciones disponibles a nivel provincial. Primero se brindó una conferencia en Santa Fe y la misma presentación se realizó después en Córdoba. También estuvimos en Sauce Viejo, en distintos lugares del departamento Castellanos, en Cayastá, en Reconquista. Aprovechamos todos los espacios posibles para contar la oferta turística santafesina”.

Como novedad, en cuanto a metodología de trabajo, el director de Turismo destacó que durante Semana Santa se vincularán y potenciarán los distintos sectores turísticos: “Entre Santa Fe y Sauce Viejo y también con el corredor de la ruta provincial Nº 1 está previsto trasladar a los turistas para que conozcan los demás puntos”.

Al respecto, agregó: “El sábado 30, los turistas que se encuentren en cabañas y complejos de la ruta 1 tendrán la opción de ser trasladados a la ciudad de Santa Fe, para pasar el día y disfrutar de un paseo por la cervecería, el catamarán y sectores comerciales. Mientras que el lunes 1 de abril, se hará a la inversa: los visitantes que se encuentren en la ciudad de Santa Fe podrán llegar hasta los corredores turísticos de la ruta 1, disfrutar de la gastronomía y conocer algunos complejos”.

La iniciativa tiene como finalidad comenzar a “aceitar un mecanismo de trabajo distinto, promoviendo que los turistas que llegan a un lugar puedan disfrutar de otro punto cercano y así complementar la oferta”.

—¿De qué manera accederán los turistas a estos traslados?

—Los prestadores turísticos conocen los días y horarios de los circuitos, al igual que los puntos de salida. La información estará disponible también en los centros de información turística de la ciudad de Santa Fe y en las cuatro agencias de viajes que se sumaron a esa agenda.

Acuarela litoraleña

Pesca y náutica, caminatas, avistaje de aves y cabalgatas son algunas de las actividades que la provincia de Santa Fe ofrece; sumando además, el placer del descanso en un marco natural de inigualable belleza.

El río Paraná, y las localidades que poseen importantes espejos de agua tienen playas y balnearios donde pasar las vacaciones de verano; confortables cabañas, bungalows, y complejos turísticos ofrecen todos los servicios para hacer más agradable y variada la estadía durante todo el año. Los atardeceres en estas playas son exclusivos y auténticos momentos de serenidad.

Más allá de la zona costera hay también alternativas turísticas tierra adentro. Se trata de paseos que buscan rescatar las raíces, reconocer el trabajo de los inmigrantes y los pueblos originarios, viviendo antiguas tradiciones que aún tienen vigencia.

Hay estancias para disfrutar de las actividades campestres, pueblos con historias, y el aditamento de circuitos religiosos, arqueológicos, culturales y fiestas populares. Una oportunidad para degustar la tradición culinaria de los inmigrantes y la argentinidad de la patria gringa, seguir la ruta de la leche y sus derivados –tales como el queso y el dulce de leche.