San Juan 8 > Información General

Médicos piden que colectivos lleguen a los centros de salud

Desde Amra detectaron inconvenientes en todas las grandes ciudades porque hay horarios y zonas determinadas en las que los coches no entran por miedo a ser víctimas de la inseguridad.

 Embed      

Los profesionales de la salud alertaron sobre la inseguridad que viven muchos trabajadores por el hecho de que el transporte público de pasajeros, en determinados horarios, no llega a los centros de salud más alejados. Desde la Asociación de Médicos de la República Argentina (Amra) seccional Santa Fe indicaron que la situación se da en todas las grandes ciudades de la provincia y que en el caso de la capital provincial también hay problemas con la frecuencia con las líneas que comunican Rincón y Santo Tomé.

Te puede interesar...

Eduardo Taboada, secretario general de la entidad sindical, explicó a Diario UNO que suele ocurrir que en determinados horarios y barrios los colectiveros no completen sus recorridos por miedo a ser víctimas de un hecho de inseguridad y eso implica que el personal que se desempeña, en particular, en los centros de asistencia primaria de la salud deban caminar cuatro o cinco cuadras solos. “Ahora recibimos el reclamo también de trabajadores que viven en la zona de Colastiné o Santo Tomé porque no tienen la frecuencia necesaria ni al horario de ingreso ni al de egreso de su turno”, manifestó el gremialista.

Y agregó: “Nosotros decidimos enviar notas sobre esta situación a diferentes funcionarios provinciales y municipales. Lo que le pedimos es que se trate de prevenir lo que pueda suceder. Muchas veces se piensa en los grandes hospitales, en si tienen seguridad o no. Pero se deja de lado lo que sucede con los pequeños centros de salud que están en los puntos neurálgicos”.

Al respecto remarcó que entiende perfectamente la situación de los choferes que también se ven desprotegidos en esas zonas. Por eso indicó que se pueden pensar alternativas que no impliquen dejar a los trabajadores solos ni al resto de la población que sale o entra a los barrios en esos horarios.

“Sabemos perfectamente que la inseguridad nos aqueja a todos y entendemos esta postura, pero la realidad indica también que esto no hace más que perjudicar a muchos trabajadores, entre ellos nuestros médicos, que por tal motivo deben bajarse del micro varias cuadras antes de sus lugares de trabajo, poniendo en riesgo su vida”, se expresó en un comunicado emitido ayer desde la entidad sindical.

Taboada sostuvo que el primer paso para encontrar una solución a estos temas es contar con un diagnóstico sobre la situación, por eso están recibiendo los comentarios de profesionales de toda la provincia que se enfrentan a situaciones similares. “Esto es muy médico, si no tengo diagnóstico no tengo tratamiento”, ejemplificó.

Un problema de muchos

El referente gremial hizo hincapié en que no se busca estigmatizar a ninguna zona de ninguna localidad, ya que “en todas hay gente que trabaja mucho y es honrada”.

“Cuando nosotros hacemos este planteo estamos defendiendo al médico pero también a la enfermera, a la administrativa y a la gente que vive en esas zonas y tiene que entrar o salir a esas horas”, marcó Taboada y siguió: “Nosotros tenemos previsto reunirnos con las autoridades provinciales para hablar del tema de la seguridad. Va a ser un tema de la mesa paritaria”.

Agresiones al personal

En Buenos Aires se detectaron casos en los que los profesionales de la salud fueron agredidos por pacientes o sus familiares. Consultado sobre si ha habido situaciones similares en la provincia de Santa Fe, el dirigente gremial dijo: “Nosotros no hemos superado lo que pasó en el hospital (general de Agudos Donación Francisco) Santojanni con el tema de la invasión de los barrabravas pero lo demás lo hemos superado todo. Tuvimos agresiones muy duras que no costaron la vida de personas de casualidad. Realmente creo que hay que hacer algo para protegernos”.

En relación a si considera que la solución estaría en contar con más efectivos policiales en los hospitales, Taboada manifestó: “Más que cantidad necesitamos calidad. No sirve que pongan personal que no tenga autoridad. En el caso de la seguridad privada no puede tocar a nadie así que no resulta efectivo. Necesitamos que haya gente preparada capaz de actuar. Todos hablamos mucho de la seguridad pero los que están solos en la guardia son el médico y la enfermera. Nadie más”.