San Juan 8 > Información General

Maximiliano y su vida con “Bandit”

Decenas de personas que lo acompañan en su lucha, felicitaron ayer al santafesino Maximiliano Marc, quien arribó al aeropuerto de Fisherton tras presenciar la sesión del Senado de la Nación.

Te puede interesar...

De 41 años, ciego desde 2010, Marc fue el promotor de la ley en la provincia de Santa Fe, sancionada el 28 de noviembre de 2012, y uno de los tantos que bregó por la ley nacional finalmente votada.

Acorde con el espíritu de la nueva norma que seguramente promulgará la presidenta Cristina Kirchner en semanas más, Marc descendió del avión acompañado por su lazarillo, un perro labrador negro de nombre Bandit que trajo desde Estados Unidos.

“Estoy muy contento”, dijo a UNO Medios mientras saludaba a algunos conocidos. “Seguimos la sesión emocionados. Cuando la ley se aprobó, pasada la medianoche del jueves, lo primero que hice fue abrazarme con Bandit”, contó.

Sobre la importancia de los lazarillos, explicó: “Es increíble la ayuda que uno recibe de su perro guía. Tenerlo a Bandit fue como volver a caminar con las manos en los bolsillos sintiendo el aire en la cara, esa sensación de libertad e independencia...”, describió.

Claro que para lograr la compañía de Bandit, debió transitar un camino. Primero, postularse para formar parte de un programa en Estados Unidos, luego viajar al país del Norte a cumplir un entrenamiento junto al animal —al que conoció allí— y luego regresar con él.

“Es como volver a tener autonomía propia, el perro te resuelve los problemas, prácticamente te olvidás de todo”, dice.

Por la ignorancia ciudadana o la inexistencia de una ley, Maximiliano confesó que soportó tragos amargos. “Una vez me fui de vacaciones a Córdoba y terminé volviendo antes de tiempo porque era un caos: los hoteles no nos querían alojar, nos hacían problema en cada café y en cada colectivo y ya no tenía ganas de perder media hora discutiendo cada vez que queríamos hacer algo”, contó.

Sobre el texto aprobado, comentó: “Es una ley simple, de pocos artículos, costo cero, pero que nos garantiza la libre circulación”, resumió. “En Santa Fe participé de todas las reuniones de comisión desde que la hoja estaba en blanco, y en Buenos Aires de los encuentros que se hicieron en las comisiones de Diputados y Senadores”.

“Si a alguien debemos agradecer es a la diputada Ivana Bianchi, de San Luis. Y también, por el trabajo en Santa Fe, a la subsecretaria de Inclusión Social, Silvia Tróccoli, esposa del gobernador Antonio Bonfatti”.

A Maximiliano Marc, estudiante universitario que vive en calle España al 4100, le diagnosticaron retinitis pigmentaria cuando era adolescente, enfermedad irreversible de cuidados paliativos que le terminó de quitar la visión hace tres años.