San Juan 8 > Información General

Más del 50% de los asesinados en 2012 fueron menores de 30 años

El año pasado se produjeron en el departamento La Capital 102 homicidios. La mayoría de las víctimas eran varones, de entre 18 y 30 años, y por arma de fuego. El Bº San Lorenzo encabezó la lista.

Como todos los años, el último día de 2012, Diario UNO publicó el cuadro estadístico con los homicidios registrados a lo largo de los 12 meses en el departamento La Capital, de la provincia de Santa Fe. En el desglose de los datos, las cifras cobran forma y relevancia en todas las aristas y originan análisis conceptuales más profundos.

Te puede interesar...

En una primera lectura de los números, surge que 55 casos (el 53,9 por ciento) de los homicidios tuvo como víctimas a ciudadanos menores de 30 años, de los cuales 11 tenían menos de 18 años. El más chico fue Germán A., de 10 años, en el barrio Santa Marta, el 6 de abril pasado.

Del resto de los fallecidos, 21 tenían entre 30 y 40 años; otros 24 contaban más de 40; mientras que se ignora la edad de dos personas. De una de estas últimas sólo se halló el cráneo a orillas del río, en la localidad de Arroyo Leyes. En un relevamiento de las edades de las 102 víctimas, el promedio es de 33 años.

En cuanto al motivo de muerte, una vez más las heridas con armas de fuego encabezan la lista. Del total de los casos, 68 (el 66,6 por ciento) ocurrieron a raíz de disparos. Ocho de los 11 menores de 18 fallecidos murieron de esta manera.

Las heridas por arma blanca se encuentran en el segundo lugar, con 27 casos (en uno de los asesinatos usaron ambas); hubo cuatro fallecimientos por golpes; dos por asfixia (ambos fueron femicidios); y se ignora la causa de dos de los casos.

Los meses con mayor cantidad de homicidios en el departamento La Capital fueron abril y diciembre, con 13 casos en cada uno de ellos. Siguen agosto (11 muertes), febrero (10 casos), y junio, con 9. Hubo ocho asesinatos en marzo, mayo y septiembre; y siete en octubre y en noviembre. Los meses con estadísticas más bajas fueron enero, con tres casos –la misma cantidad que en los primeros ocho días de este año–; y julio, con cinco muertes.

Los sitios conflictivos

El 84 por ciento de los homicidios se produjo en la ciudad de Santa Fe. El barrio con más casos fue San Lorenzo, con 10 homicidios, en el extremo suroeste de la capital provincial. Continúan el listado en el segundo lugar Barranquitas y Los Troncos, con siete asesinatos en cada uno. Seis de los hechos ocurrieron en el barrio Yapeyú; cinco en Alto Verde e igual cantidad en Santa Rosa de Lima.

Con cuatro casos siguen en la lista Centenario y Santa Lucía; tres muertes fueron en Villa Hipódromo; y sumaron dos en todo el año Nueva Pompeya, Las Lomas, El Abasto, Mariano Comas y Villa del Parque.

Con un asesinato en 2012 son varios: Santa Rita, Roma, Santa Marta, Guadalupe, Chaqueño, Candioti Norte, Centro, Eva Perón, San Agustín II, Sargento Cabral, La Acería, los Hornos, Escalante, UPCN, Villa María Selva, La Esmeralda, Guadalupe Oeste, Varadero Sarsotti, Los Troncos, Sur, Costanera, Liceo Norte, Colastiné Sur, Loyola Sur, Cabal, San José y Fomento 9 de Julio.

El resto de los homicidios del departamento La Capital se produjo en: Santo Tomé, cinco casos; Recreo, tres casos; Sauce Viejo, dos; Laguna Paiva, uno; Arroyo Leyes, uno; y hubo un fallecido en la ruta nacional Nº 168.

Comparaciones odiosas

Durante todo el 2011 hubo en el departamento La Capital 75 homicidios, es decir, un 25 por ciento menos que el año que le siguió. Luego de la cifra récord de 116 crímenes que se cometieron en 2007, 2012 ocupa el segundo lugar desde el punto de vista cuantitativo.

De los 102 crímenes cometidos durante 2012, 15 de ellos tuvieron como víctimas a mujeres; casi un 15 por ciento de casos de femicidio. Los 87 fallecidos restantes fueron hombres.

Los muertos a causa de un robo fueron 10. Ese 10 por ciento del total de los homicidios le sucedieron a personas que estaban trabajando, atendiendo un negocio o intentando ingresar en su domicilio particular, o bien en el interior de sus fincas, cuando fueron sorprendidas por delincuentes que terminaron con sus vidas para apoderarse de sus bienes.

Un primer análisis

Los homicidios dolosos o intencionales en las dos mayores ciudades de la provincia, Santa Fe y Rosario, comparados con el pasado reciente, se establecieron en un nivel alto.

En Rosario en 2012 aumentaron un 15 por ciento con respecto a 2011, pero si se consideran los últimos 24 meses la suba supera el 40 por ciento. En Santa Fe, el repunte fue 25 por ciento en el último comparativo interanual.

Máximo Sozzo, investigador en Criminología de la Universidad Nacional del Litoral (UNL), sostiene la urgencia de colocar el problema de la violencia a través del uso de armas en el centro del debate político.

“Estos indicadores empíricos deberían producir un debate sobre la necesidad de reducir los niveles de muerte. Que Rosario y Santa Fe tengan registros de homicidios dolosos más cercanos a los países de América Central que a ciudades con las que solían ser comparables –Santiago, Montevideo, Buenos Aires– debería motivar varias cosas. Por empezar, producir mejor información sobre la violencia, aunque por suerte hay mucha experiencia internacional de la que aprender. Y luego definir cómo intervenir sobre el fenómeno”, dijo.