San Juan 8 > Información General

Maradona compartió un asado con Moreno y no dudó en afirmar: “Soy cristinista”

El ídolo histórico del fútbol argentino y mundial, acompañó anoche a la delegación de empresarios nacionales que participa allí en una misión comercial, y compartió con ellos un asado en el cuál apoyó a la presidenta.

Diego Armando Maradona, el ídolo histórico del fútbol  argentino y mundial, acompañó hoy a la delegación de empresarios  nacionales que participa aquí en una misión comercial, y compartió  con ellos un asado durante el cuál afirmó: “soy cristinista”.

Te puede interesar...

“Vamos a seguir este camino que empezó con Néstor y sigue  Cristina. Y si mañana dicen Diego se hizo cristinista, se  equivocan: soy cristinista”, enfatizó al astro entre aplausos  renovados de empresarios y funcionarios.

El ex futbolista arribó a las 22 hora local (las 15 de la  Argentina), ataviado con una remera negra, con la imagen del Che  Guevara, y fue recibido con repetidas ovaciones y cantos de  tribuna.

El astro ocupó de inmediato la mesa central junto al  presidente de la Confederación General Económica de la República  Argentina (CGE), Ider Peretti.

Los organizadores de la cena en el hotel Desert Palm -los  secretarios de Comercio Interior, Guillermo Moreno, y de Comercio  Exterior, Beatriz Paglieri- arribaron 40 minutos después, tras  acompañar en Abu Dhabi a la presidenta de la Nación, Cristina  Fernández de Kirchner.

Entre banderas argentinas y otras con la leyenda “Recuperamos  la fragata”, Diego accedió a prolongadas sesiones de fotos y  filmaciones, y puso su firma en todo lo que le acercaban: fotos,  diarios, remeras, camisetas de la selección argentina.

Incluso admitió calzarse una gorra con la leyenda “Línea de  fuego de Guillermo”, aportada por los miembros de una agrupación  oficialista.

La llegada de Moreno y Paglieri abrió otra ronda de efusiones  y atronó el tradicional cantito -“Diegooo, Diegooo”- mientras los  parlantes difundían el relato con el cual Víctor Hugo Morales  inmortalizó aquel segundo gol a los ingleses en el Mundial de 1986.

La algarabía y los festejos, odalisca y bailarines mediante  (la pareja de Silvana e Iván, este último campeón mundial de tango  de escenario 2004), incluyeron la alusión a la ley de Servicios  Audiovisuales: fue cuando estalló el grito “el que no salta es de  Clarín”, consigna aceptada de buen grado por Maradona y Moreno con  todos sus pulmones.

Vinieron después las vivas y aplausos para Diego y Moreno,  pero cuando se coreó el nombre del secretario (“Guillermooo,  Guillermooo”), Maradona se unió a los entusiastas, aunque después  ironizó “Guillermo sí, pero no Coppola”, en referencia a su ex  mánager.

El hito de la noche llegó con las definiciones del ídolo:  “Estar lejos de la Argentina es como que tu vieja te niegue un  beso”, afirmó.

“No nos van a quebrar, digan lo que digan y hagan lo que  hagan”, sostuvo luego Diego e instó a que “banquemos a la  Presidenta y al compañero Guillermo”.

En ese sentido, afirmó que “antes se la llevaban diez y hoy  son muchos los que tienen la posibilidad, y eso se debe a los que  están arriba, y sobre todo la Presi, que con Néstor (Kirchner) nos  sacaron del pozo”.

Vamos a seguir este camino, que empezó con Néstor y sigue  Cristina. Y si mañana dicen Diego se hizo cristinista, se  equivocan: soy cristinista”, insistió entre aplausos renovados.

Peretti aprovechó la ocasión, luego de señalar que las  exportaciones se traducen en el trabajo de los argentinos, para  invitar a Maradona a integrar la CGE, a lo cual el mago del balón  respondió sin dudarlo: “yo quiero ser la bandera de ustedes”.

Después vino lo que muchos esperaban: el tango en la voz del  Diego, con el acompañamiento de la orquesta típica de Ariel Ardit.  “El sueño del pibe”, acaso nunca más oportuno que entonado por la  mega figura.

Tras la pausa nocturna, los empresarios argentinos  continuarán mañana sus contactos de negocios y visitarán distintas  instalaciones de compañías de Dubai, antes de partir hacia  Indonesia, segunda etapa de la misión que incluirá también a  Vietnam.

Télam