San Juan 8 > Información General

Luego del suceso mundial, famosa actriz tiene su primer protagónico

Estrella del cine mundial hizo su primer trabajo como actriz protagonista luego del éxito descomunal. Habló sobre cómo fue la nueva experiencia. ¿Adivinaste?  

 Embed      
 Embed      
 Embed      

La actriz Emma Watson tiene su primer trabajo protagónico luego de conocer la fama gracias a "Harry Potter" donde interpretó a la intrépida Hermione. La oportunidad le llegó con "Las ventajas de ser invisible".

Te puede interesar...

El filme está basado en el libro del propio director Stephen Chbosky. Es el año 1991, y Charlie (Logan Lerman), académicamente precoz y socialmente torpe, es un marginado que se limita siempre a observar sin participar, hasta que lo adoptan un par de carismáticos estudiantes de último curso de la secundaria. Son la bella Sam (Watson), de espíritu libre, y su hermanastro Patrick (Ezra Miller), que no le tiene miedo a nada. Ellos guían a Charlie a través de nuevas amistades, el primer amor y el despertar de la sexualidad.

Sam es el primer papel importante de Watson desde que terminara con la serie que la convirtió en una estrella mundial a la edad de 11 años.

Watson estaba cursando estudios en la Universidad Brown cuando recibió el guión. Al no estar familiarizada con la novela, se la mencionó a varios amigos y descubrió que eran grandes admiradores de ese trabajo. "Estaba llorando cuando terminé de leer el guión", recordó Watson. "Es imposible no ser capaz de sentirse identificada con las experiencias de estos personajes. No necesitaba ir a un instituto americano o asistir al baile de graduación para poder conectar con Sam, con Charlie, con Brad, o cualquiera de los personajes".

Después de casi una década encarnando a Hermione Granger, Watson era muy consciente de los peligros que entrañaba dar vida a otro personaje. "A veces tenía la sensación de haber saltado directamente de la sartén a las brasas", reconoce. "A la gente parece importarle tanto Sam como les importaba Harry Potter. Supone mucha presión intentar encarnar a un personaje que ya es muy querido para la gente y con el que se identifican. Solamente espero que esté a la altura de las expectativas de la gente y que hagamos justicia al libro".

El director también dedicó elogios a Watson. "Emma se metió de lleno en su personaje sin pensarlo demasiado", afirmó Chbosky. "Tiene tanta pasión, tanta profesionalidad y tanta integridad artística que me inspiró. Esta película suponía un riesgo para ella. Y lo aceptó hasta sus últimas consecuencias. Entendió perfectamente a su personaje", aseguró.