San Juan 8 > Información General

"Los senadores recibirán 144 mil pesos por mes, algo que institucionaliza las dádivas"

Cachi Martínez, diputado nacional del PJ, denunció “complicidad escandalosa” de los senadores justicialistas con Bonfatti. Dijo que se trata de prebendas por un pacto que “suena a contubernio”.

El diputado nacional del justicialismo, Oscar “Cachi” Martínez, denunció hoy un pacto que “suena a contubernio” entre los senadores santafesinos del  PJ y el gobierno de Santa Fe para la aprobación del presupuesto provincial por el cual los legisladores de la Cámara Alta recibirán 144 mil pesos por mes en concepto de subsidios denominados “Fondo de Fortalecimiento Institucional”.

 

Te puede interesar...

 

El líder del espacio 100% Santafesinos calificó de “vergüenza tanto desde el punto de vista político como institucional, al pacto que existe entre el Frente Cívico y Social y los senadores del justicialismo, que hoy suena a contubernio y que institucionaliza las dádivas”.

 

 

Cachi Martínez fue muy duro en sus declaraciones al explicar que “a cambio de la aprobación del presupuesto, cada senador de los 19 departamentos va a repartir de manera discrecional 144 mil pesos a su gusto y piacere, con las rendiciones laxas del Senado, la verdad es que esto es un escándalo”.

 

 

El legislador nacional no anduvo con vueltas y señaló que este dinero surge como “pago” a cambio del voto del presupuesto que hoy se aprobó en la Legislatura de Santa Fe. “Estos 144 mil pesos por mes que se van a rendir en papel de baño y encubierto dentro del nombre de fantasía del Plan de Fortalecimiento Institucional, es el pago por la aprobación de un presupuesto que entre otras cosas habilita al gobierno provincial a endeudarse de forma directa, sin respetar los procesos licitatorios, que establece un sistema de designación de personal donde las excepciones se convierten en regla, es la posibilidad de que la empleomanía inunde la provincia”.

 

 

La inclusión del Fondo de Fortalecimiento Institucional (34 millones de pesos para el uso de los senadores en sus departamentos) llegó junto con el aumento de 250 a 500 millones como autorización para contraer deuda.

 

 

“A nosotros nos duele muchísimo, porque acá hay una mayoría parlamentaria del justicialismo, entre ellos los hombres que responden al ex gobernador Jorge Obeid, que son cómplices. Y la oposición no está para ser cómplice, si no que tiene que controlar”, agregó.

 

 

Además Martínez mostró su sorpresa por el aval del gobernador Antonio Bonfatti a esta iniciativa. 

 

 

“Al Frente Cívico Social se le podía reconocer que tenía un respeto por las instituciones, un manejo prolijo de las relaciones con el resto de las fuerzas políticas y transparentes con la sociedad, pero esto nada tiene que ver con eso. Los senadores van a repartir la plata con quien se les de la gana, la verdad que el gobernador tiene que hacer un esfuerzo de imaginación para defender esto”, dijo. 

 

 

“Los senadores avalan un presupuesto a cambio de tener este tipo de prebendas. Lo único que le faltó a los senadores es decir que van a comprar juguetes, hacía mucho que no se veían estas prácticas en Santa Fe, sorprende”, siguió.

 

 

Y recordó que “los propios diputados del Frente Cívico y Social, especialmente el diputado (Julián) Galdeano (de la UCR), pidieron la derogación de esto, porque ni ellos mismos toleran semejante acto de complicidad institucionalizada”.