San Juan 8 > Información General

Los fumadores redujeron su consumo en un 30 por ciento

Sucedió desde 2005 en la provincia y tras las promulgación de la Ley Antitabaco, que obligó a propiciar Ambientes Libres de Humo. Y bajó un punto la cantidad de personas que fuman.

Desde que se implementó la ley Antitabaco en la provincia de Santa Fe en 2005, “mejoró no solamente la calidad de vida del no fumador, sino también la del fumador, ya que está comprobado que al tras la creación de ambientes libres de humo, los segundos, redujeron su consumo en un 30 por ciento”, sostuvo la titular del Programa de Prevención del Tabaquismo, doctora Beatriz Martinelli

Y agregó: “Las encuestas provinciales demuestran que hay una disminución significativa a la exposición del humo de tabaco ajeno y de quienes viven y trabajan en esos ámbitos; y, fundamentalmente, que disminuyó en un punto la cantidad de fumadores”.

Te puede interesar...

Quizás esta cifra parezca baja, aunque considerando el grado de adicción masiva al tabaco, es un dato alentador.

La funcionaria hizo estas declaraciones en el marco del Día Mundial sin Tabaco, jornada internacional que se celebró ayer para alentar a los fumadores a dejar de fumar y para incrementar el conocimiento del público sobre el impacto que tiene el tabaco en la salud.

En ese marco, el Programa Provincial de Prevención del Tabaquismo, del Ministerio de Salud de la provincia, realizó por la mañana del viernes en el despacho ministerial un acto de acreditación de empresas e instituciones santafesinas que han decidido ser Ciento Por Ciento Libres de Humo de Tabaco. Durante la ceremonia, que fue encabezada por el secretario de Salud, doctor Miguel González, y por la titular del Programa de Prevención del Tabaquismo, los representantes de cada una de las mismas recibieron los correspondientes certificados de acreditación, junto con las felicitaciones y el cálido aplauso de todos los presentes.

Distinciones

“Sesenta empresas e instituciones de la zona centro norte de la provincia se acreditaron como libres de humo. Es una decisión muy importante, decisiva, para cuidar la salud y el bienestar de los trabajadores”, comenzó destacando Martinelli.

Y enfatizó: “Santa Fe es una provincia de avanzada en materia de prevención de la problemática. Desde 2005 tiene una ley que ha sido pionera en el país, mientras que Nación aprobó recién en 2011 estas leyes y las reglamentó este año, es decir dos años después. Nuestra ley es la más completa y ha servido de modelo a la que se implementa en España, protege los derechos de los no fumadores, a los menores y pone límites a la publicidad, entre otras aspectos de gran importancia”.

Posteriormente, ponderó que “desde la implementación de la ley, mejoró no solamente la calidad de vida del no fumador, sino también la del fumador, ya que está comprobado que al crear ambientes libres de humo de tabaco, los segundos redujeron su consumo en un 30 por ciento”.

Se consume menos

Además, aseguró que “las encuestas provinciales demuestran que hay una disminución a la exposición del humo de tabaco ajeno y de quienes viven y trabajan en esos ámbitos; y, fundamentalmente, que disminuyó en un punto la cantidad de fumadores”.

Quizás esta cifra parezca baja, aunque considerando el grado de adicción masiva al tabaco, es un dato alentador”.

En relación al reconocimiento a las empresas, aseguró que “lo que hacemos hoy es un hito en este camino de defender los derechos de todos a acceder a un aire de calidad que no esté contaminado por humo de tabaco, aunque aún queden cosas por hacer”.

Responsabilidad empresaria

Finalmente, y antes de proceder a la entrega de certificaciones, el Secretario de Salud consideró que, “más allá del compromiso, que tiene que tomar el Estado en la cuestión del Tabaquismo, es imprescindible la labor de la sociedad civil y de ustedes, las empresas e instituciones”.

“De modo tal –prosiguió el funcionario– que estamos muy complacidos con que ustedes estén hoy aquí, ya que nos parece central que ciudadanos, trabajadores y empleadores apoyen y promuevan esta política que tantas vidas se cobra. Con el compromiso social empresario y de las instituciones, vamos a fortalecer las acciones sanitarias para combatir esta adicción que se fue instalando tan fuertemente en nuestra sociedad. Agradecemos y destacamos su enorme compromiso”.

Más allá de una efeméride

Desde la cartera sanitaria y sobre la significación de la jornada, se recordó que cada 31 de mayo la Organización Mundial de la Salud (OMS) celebra el Día Mundial sin Tabaco, cuyo objetivo consiste en señalar “los riesgos que supone el consumo de tabaco para la salud y fomentar políticas eficaces de reducción de dicho consumo”, dado que “es la segunda causa mundial de muerte, tras la hipertensión, y es responsable de la muerte de uno de cada diez adultos”.

La Asamblea Mundial de la Salud instituyó el Día Mundial sin Tabaco en 1987 para llamar la atención mundial hacia la epidemia de tabaquismo y sus efectos letales. La celebración de este día es una oportunidad para destacar mensajes concretos relacionados con el control del tabaco. El consumo de tabaco es la principal epidemia prevenible a la que se enfrenta la comunidad sanitaria.

Se destacó así que el consumo de tabaco es una de las principales causas evitables de muerte. La epidemia mundial de tabaquismo mata cerca de 6 millones de personas cada año, (de los cuales más de 600.000 son las personas expuestas al humo de segunda mano), y en Argentina, más de 40.000 personas, de las cuales 6.000 son fumadores pasivos.

También se ponderó que el 31 de mayo fue establecido por la OMS como un período de 24 horas, para fomentar la abstinencia del consumo de tabaco en todas sus formas, con el propósito de llamar la atención mundial sobre los efectos negativos para la salud.