San Juan 8 > Información General

Los comercios santafesinos, a un paso de acceder a la SuperCard

El presidente de la Federación Argentina del Comercio en Artefactos para el Hogar y Afines, José Lilino, dijo que ya tienen el visto bueno de Moreno. Falta conocer en detalle cómo se implementará.

El jueves pasado, representantes de la Federación Argentina del Comercio en Artefactos para el Hogar y Afines (Facaha) se reunieron con el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno. El presidente de la Federación y de la Cámara de Artículos del Hogar de Santa Fe, José Lilino, le dijo a Diario UNO que el encuentro fue para presentarle al funcionario nacional la entidad que nuclea a los pequeños y medianos comerciantes del rubro de todo el país.

Te puede interesar...

Sin embargo, durante la charla surgió la posibilidad concreta para que la Federación pueda trabajar con la flamante tarjeta SuperCard. “Moreno nos dijo que ya nos conocía y nos preguntó qué era lo que le íbamos a pedir o qué era lo que le podíamos ofrecer. Nosotros le manifestamos nuestra intención de pymes de estar sentados en la mesa de negociaciones con las grandes cadenas del rubro”, dijo Lilino.

En la charla, que describió como “muy amena” con una persona de “muy bajo perfil”, pero que a la vez “es avasallante” los comerciantes ni siquiera llegaron a presentarse. “Moreno nos pidió ir directamente al grano. Le preguntamos qué había de cierto sobre que las tarjetas de crédito iban a dejar de tener beneficios. Ahí evadió la respuesta diciendo que habían sacado un informe de él en una revista que no era cierto”.

Los dirigentes que representaban a las cámaras de Mar del Plata, Rosario, Córdoba, La Plata, Buenos Aires, Bahía Blanca, Santa Fe, entre otras, insistieron en el tema tarjetas de crédito y preguntaron por la posibilidad de participar en la SuperCard. En ese sentido, Moreno le explicó a los integrantes de la Facaha que la tarjeta se estará largando en los próximos días.

En el encuentro, el funcionario manifestó que lo que había surgido como “una joda” en la negociación con los banqueros para que bajen las tasas de interés de las tarjetas de crédito, ahora se transformó en una realidad y que a la tarjeta la va a manejar el Banco Hipotecario. “Ahí le manifestamos si podíamos acceder a esa tarjeta y él nos dijo que mañana nosotros podíamos salir a anunciar que la íbamos a tener”, dijo Lilino.

Sin embargo, los comerciantes locales prefieren la cautela e ir paso a paso. “Hay que ver bien cuáles van a ser las bondades de esta tarjeta para el comercio y para el cliente”, aclaró el dirigente.

Pero el encuentro ya les significó un punto positivo porque consiguieron empezar a participar en la mesa de negociaciones como un actor más. En muchos planes nacionales como Televisores para Todos u otros similares, los pequeños y medianos comerciantes se quedaban afuera. Eso, según la Federación, generaba una concentración de clientes en las grandes cadenas que podían acceder a los planes.

“Ellos nos ven como el último orejón del tarro porque no tenemos la infraestructura para negociar al nivel de las grandes cadenas”, explicó Lilino. Pero la Federación está representando a más de 1.200 comercios de todo el país que contienen a más de 15.000 empleados.

“Nosotros, lo que podemos decir es que se hizo la gestión con Moreno y todo apuntaría a que los pequeños y medianos comercios de artículos para el hogar que integran la Federación tendrían en un futuro cercano acceso a esta tarjeta”, aseguró el dirigente quien comenzará las reuniones con el banco la semana que viene.

Los beneficios

Al ser consultado sobre qué ventajas les traería a los comerciantes participar de la SuperCard, Lilino dijo: “Es un arma de venta muy importante. Acá estamos hablando de una tarjeta que va a ser de alcance masivo y que puede llegar a todos los comercios”.

El comerciante recordó que cuando se hizo el primer anuncio, la tarjeta iba a ser de uso exclusivo para los supermercados. Mientras que hoy ya hay posibilidades para que muchos rubros, como casas de ropa y de comida rápida, se sumen a la propuesta.

“Lo que se conseguiría –añadió– es que la tasa de arancel que hoy está en el 3 por ciento (para los comerciantes), sea de entre el 0,75 y el 1 por ciento. Para nosotros va a ser un arma de venta muy beneficiosa porque, dentro de este estamento, vamos a estar en las mismas condiciones que las otras cadenas”.

Los pequeños y medianos comercios esperan que la tarjeta les brinde una mayor equidad con las grandes cadenas de electrodomésticos. Sucede que los grandes descuentos que venían ofreciendo las tarjetas de crédito tradicionales eran costeados íntegramente por cada comercio, y la espalda de las grandes cadenas les permitía hacer mejores ofertas y así concentrar la demanda de clientes.

“Moreno se mostró muy disconforme con el manejo del sistema bancario”, aseguró Lilino quien explicó que “hoy los comerciantes están pagando a las tarjetas de crédito un 3 por ciento de arancel más un tres por ciento de adelanto de pago, lo que es muy arbitrario”.

La aparición de la SuperCard es una apuesta del Gobierno para poner en el mercado un elemento de presión para las otras tarjetas de crédito. El objetivo primario era que los plásticos de los bancos reduzcan los intereses que le cobran a los comerciantes y a los tenedores de las tarjetas. Ahora, además, la SuperCard saldría a disputarles seriamente una gran parte del mercado.