San Juan 8 > Información General

Los carnavales pasaron por los barrios y llegan a la Costanera

El viernes hubo más de 5.000 personas en Alto Verde y anoche se llenó la avenida Gorriti. Hoy y mañana, a partir de las 21, las mejores comparsas locales bailarán a metros de la laguna Setúbal.

La sexta edición de los Carnavales entre Todos arrancaron en la ciudad de Santa Fe el viernes por la noche. En la primera jornada de festejos, que se desarrolló en Alto Verde, hubo 5.000 personas. El coordinador ejecutivo del programa Arte y Comunidad, Eduardo Bavorovsky, no se sorprendió ante tamaña convocatoria en el distrito costero. “Alto Verde tiene una cultura muy ligada al Carnaval. Ese barrio, anoche (por el viernes), puso cinco comparsas de las diez que había programadas. Participó todo el barrio. Fue hermoso, una verdadera fiesta”, le dijo a Diario UNO.

Te puede interesar...

—¿Este año se apostó a que los barrios se apropien del carnaval?

—En realidad esa idea está desde el principio. Al margen de hacer la sede vidriera, que es Costanera Este, la intención es hacer el Carnaval en los barrios. Con los años fuimos cambiando de barrios, más allá que en Alto Verde siempre hicimos porque tiene esa cultura del Carnaval que es parte de la propia idiosincrasia del barrio y la gente siempre apoya. Pero lo hemos hecho en diferentes barrios coorganizando el municipio con asociaciones, como fue el caso de Yapeyú, Santa Rosa de Lima, La Guardia, Barranquitas, Gorriti, entre otros. Lo vamos moviendo por los barrios de la ciudad. Este año hicimos Alto Verde, Gorriti y Costanera Este.

—¿Cada barrio le pone su impronta a las noches de Carnaval?

—Claro. En el caso de esta noche (por anoche), tenemos la mejor expectativa. El año pasado, cuando trabajamos en esa sede, la afluencia de público fue impresionante. Salvo algunas cuestiones que tuvimos que fueron detalles que no tuvimos en cuenta y que hacen que año a año uno vaya aprendiendo.

—¿Como cuáles?

—Hubo alguna cuestión que tuvo que ver con el desvío del tránsito, alguna calle lateral que era de tierra y que debería haber pasado el regador un rato antes. Son detalles que no son menores, pero que como organización se nos habían escapado y son los propios vecinos los que sugieren, algunos en buenos términos y otros no tanto. Ellos son los que nos dicen algunas cosas a tener en cuenta y eso está bueno porque es lo que nos ayuda a que esto crezca.

“Por eso –continúa– le pusimos el nombre Carnavales entre Todos. Es justamente eso, hacer la fiesta con lo que le corresponde al municipio como organizador, lo que le corresponde a las agrupaciones de carnaval como parte fundamental en esta fiesta y a los vecinos, que es la otra pata en esta festividad”.

Luego, Bavorovsky explicó que las comparsas van variando en las presentaciones que se hacen en los distintos barrios. “La idea es que en cada lugar vayan pasando comparsas diferentes. En el caso de Alto Verde hay una gran participación y es muy difícil hacer eso porque la misma gente de las comparsas del barrio quiere salir ahí y mostrarse en su lugar. Alto Verde es un barrio emblemático que tiene cinco o seis comparsas, eso no pasa en ningún otro barrio. Y, además, el barrio quiere ver a su comparsa.

—Hoy mencionaba el crecimiento que se viene dando de edición en edición, ¿en qué se nota el avance que tienen las comparsas?

—Eso se puede analizar punto por punto. En primer lugar el que salta a la vista es el del vestuario. Eso es lo que primero se nota y se ve claramente. Desde que comenzamos, ésta es la sexta edición. Nosotros venimos planteando este mejoramiento y la sugerencia era que lo que se vaya recaudando se invierta en todo lo que es vestuario. Además, implementamos determinados talleres y el de vestuario era uno de ellos. También hicimos uno de puesta en escena, baile, percusión. Fuimos brindando elementos para ir perfeccionando la actividad e ir enriqueciéndola en todos los aspectos posibles. Por supuesto que hay muchos que lo supieron aprovechar y otros que no. Pero hoy está claro quiénes lo aprovecharon. Pero en la vestimenta, que es el punto número uno, se nota el crecimiento.

“El punto número dos es que las agrupaciones fueron tomando esta opción de perfeccionarse y eso se nota en los pasos de baile, en lo que suena, en los instrumentos, la precisión y la justeza de los ritmos. Por supuesto sin desmerecer todo el trabajo de ensayo que hicieron las agrupaciones”, señaló.

Además, Bavorovsky agregó: “Otro punto que no se ve ni se nota tanto, pero que sí lo vemos como organizadores es el cambio de actitud o de cabeza respecto de cómo fuimos manejando entre todos esta cuestión del Carnaval. Cuáles son los conceptos, las ideas y las concepciones generales que le queremos dar a esta fiesta. Pudimos llegar a un entendimiento que se plantea como un proceso. Si uno va e impone y dice cómo hay que hacer las cosas y se lo baja como una imposición, eso no sirve. Por eso se pensó siempre como un proceso y los resultados están claros y a la vista. Con mucho orgullo podemos decir que tenemos comparsas o agrupaciones de Carnaval en Santa Fe que nos representan muy bien y que son las que van a estar en la Costanera Este”.

—¿Con qué se va a encontrar el vecino que vaya a la fiesta de la Costanera?

—Nosotros hemos hecho una especie de clasificación en A, B y C o en 1, 2 y 3 para diferenciar el trabajo de las agrupaciones. Hay algunas que recién comienzan y hay otras que tienen 30 años. No las podemos equiparar al mismo nivel. En esa clasificación seleccionamos las mejor preparadas y presentadas para que vayan a la Costanera domingo y lunes. Es una sana competencia que se plantea en términos de crecimiento. Porque nosotros no otorgamos premios. El mejor premio que puede tener una agrupación es la posibilidad de ser valorada, del crecimiento. Y todo está enmarcado en esa idea.