San Juan 8 > Mundo

Llegó la 'madre' de todas las tarjetas

Una empresa emergente de EU desarrolla una tarjeta física conectada a Internet, que podría reemplazar a todas las tarjetas que cargas.

Tiene el aspecto de una tarjeta estándard,  como Visa o Mastercard, aunque más sobria y sin números, pero ella sola podría reemplazar a todas las demás piezas plásticas de crédito, débito, fidelización, membresía o regalo, al funcionar donde todas aquellas sean aceptadas: bancos, tiendas, restaurantes, gasolineras. ¡Es la tarjeta "todo en uno"!.

Te puede interesar...

 

"Esta tarjeta es muy segura porque utiliza un cifrado similar al que usan los bancos, pero no es necesario al utilizarla marcar ningún número, evitando que alguien lo copie. Si su usuario la extravía, la olvida en algún sitio o se la roban, puede "congelar" de inmediato su uso desde su móvil para que deje de funcionar" , según Thiago Olson,  director ejecutivo, CEO, de Stratos, como se denomina la tarjeta y que lleva el nombre de la compañía que la desarrolló. 

 

Según Olson,  este nuevo soporte "dispone de dos cintas magnéticas en su parte trasera y su tecnología le permite funcionar como si fuera una tarjeta diferente cada vez, cuando es pasada por un dispositivo lector para realizar  un pago o una identificación".

 

Todo en uno y en cualquier parte

 

Este sistema, ya disponible en Estados Unidos, puede funcionar en cualquier lugar donde se utilice una tarjeta dotada de cinta magnética, como las de bibliotecas, gimnasios o cadenas de cafés, sustituyéndola; y puede complementarse con servicios como ‘Apple Pay’, que permite pagar acercando el teléfono celular a un dispositivo sensor, de acuerdo al CEO de la compañía.

 

Funciona en conjunto con una aplicación para el teléfono móvil con la que el usuario puede seleccionar qué tarjeta quiere usar para cada pago, entre todas las que haya registrado previamente, pasándolas por un pequeño lector de banda magnética que se acopla al móvil inteligente. 

 

Por medio de esta 'app' se pueden predefinir opciones como "congelar su uso" o "bloquear después de x horas" en la tarjeta, que ya funciona con todas las infraestructuras actuales

con las tecnologías RFID o NFC, sistemas que  se incluirán en el futuro, al igual que ya se utilizan en algunas el uso de huellas dactilares o una conexión con La Nube, de acuerdo a la compañía.

 

"La tecnología de doble banda magnética funciona donde se utilizan las convencionales: tiendas, cafeterías, cajeros automáticos, parquímetros, cajeros automáticos y kioscos,  e incorporará un sistema que propondrá sugerencias de uso basándose en el historial y la ubicación geográfica de la tarjeta" , informa Stratos.

 

"La idea es sencilla: en lugar de llevar un bolsillo o un bolso repleto de tarjetas, ahora se puede llevar a una sola. Dado que también funciona con el teléfono móvil, se pueden gestionar y sincronizar un número ilimitado de tarjetas de plástico convencionales", señalan desde la compañía (https://stratoscard.com/) con sede en Ann Arbor, Michigan (EU). 

 

 Con sensores táctiles y conexión "bluetooth"

 

Stratos trabaja con los sistemas operativos iOs y Android,  lleva una batería ultrafina de ion-litio de dos años de vida, se conecta al "smartphone" por medio de "bluetooth", y se activa dándole unos golpecitos en un ángulo de la tarjeta.

 

También existe la posibilidad de marcar tres tarjetas -las más usadas- como favoritas que se activarán respectivamente, en función de pulsar un determinado sensor de los tres que tiene la tarjeta conectada. Funcionando como un acceso directo rápido. 

 

 Por otra parte el sistema también puede enviar notificaciones en tiempo real a través del teléfono y basándose en la ubicación geográfica del tipo "recomendamos", por ejemplo "hay un café cerca" o "la próxima gasolinera está a dos calles".

 

El funcionamiento es sencillo. Cuando uno golpea levemente su tarjeta, se sincroniza con el  dispositivo móvil, confiriéndole la capacidad de recibir en pantalla sugerencias instantáneas.

 

También ofrece información de cualquier tarjeta de las que tengamos marcadas como "favoritas", explica Olson al portal tecnológico ‘Cnet’. 

 

 Todo lo que necesita el sistema es un teléfono inteligente, la Stratos y un lector de esta tarjeta. El usuario desliza sus tarjetas por el lector conectado a su móvil para cargarlas en la ‘app’ y, a continuación, pasa la multitarjeta por el mismo lector para designar sus "tres favoritas", a las que podrá acceder rápidamente tocando el sensor táctil de la Stratos, señala Olson a la cadena ‘Fox News’.

 

Cuando va a utilizarse otra tarjeta que no había sido marcada previamente como favorita, simplemente se conecta la Stratos con el ‘smartphone’ y se selecciona en la pantalla la que queremos usar mediante la sencilla ‘app’.  (Fotos: Stratos Inc. USA)