Comscore

POLICIALES

Las mujeres que fueron acosadas sexualmente por un hombre del barrio Udap III organizan un "escrache"

Decenas de jóvenes denunciaron a través de Facebook a un sujeto, que ya fue detenido en otra oportunidad por lo mismo. A través de las redes sociales se organizaron y contaron sus historias. El acusado de apellido Urizar les mandaba fotos de sus genitales y fue detenido.

Durante años se dedicó a acosar verbalmente o físicamente a decenas de mujeres que transitaban por las calles céntricas de San Juan. Les decía obscenidades o peor aún les mostraba sus genitales. El acusado de apellido Urizar (29) ya estuvo detenido en otra oportunidad por lo mismo y fue liberado; sin importar volvió de nuevo a las calles y con su desafiante mirada comenzó a atacar a las adolescentes mientras esperaban el colectivo o caminaban por calle Libertador. Cansadas de los acosos se organizaron, juntaron evidencia y lo denunciaron nuevamente. El miércoles pasado fue detenido y permanece desde entonces en la Central de Policía. Una de las victimas pidió resguardar su identidad y contó a sanjuan8.com que en una oportunidad mientras caminaba por avenida Libertador y Mendoza fue acorralada por Urizar, quien además también la acosaba a través de Facebook. Después de que se conoció su detención las mujeres publicaron y viralizaron la foto del presunto acosador. En el posteo advirtieron: "Nos acosa y extorsiona por Facebook, nos manda fotos asquerosas de sus genitales, nos insulta y amenaza. Tenemos muchas capturas de pantalla para probarlo, ya que asume su identidad sin ningún problema. La policía lo detuvo por varias denuncias pero es probable que lo suelten pronto. Si no hay justicia hay escrache. Ayuden a difundir" escribieron las víctimas. Acoso callejero "El acoso callejero es la forma más naturalizada de violencia de género" dice un informe que su publicó en los diferentes medios nacionales de la Argentina. El informe "Paremos el acoso callejero" fue presentado en el Congreso por su coordinadora Raquel Vivanco, quien, desde el movimiento Mujeres de la Matria Latinoamericana (MuMalá) se propuso investigar el cumplimiento de las leyes que amparan los derechos humanos de las mujeres. Así, tras monitorear y medir el nivel de aplicación de la Ley 26.485 de Sanción, Prevención y Erradicación de la Violencia Contra las Mujeres en diez provincias, vieron la necesidad de "seguir relevando información que permita poner en discusión la realidad de las mujeres". "Y así, después del #NiUnaMenos fuimos a relevar distintas cuestiones, entre ellas cómo nos afecta el acoso callejero, cómo limita nuestro libre caminar, como una forma más de violencia sexista", contó a Infobae Raquel Vivanco, coordinadora de MuMalá. En el relevamiento, hallaron cifras alarmantes, tales como que el 100% de las mujeres sufrió un tipo de acoso a lo largo de su vida en la calle (de mayor a menor, bocinazos, silbidos, comentarios sobre su apariencia) y el 50% recibió un comentario sexualmente explícito. Al 47% de las encuestadas las siguieron en la vía pública y al 37% un hombre le mostró sus partes íntimas; el 29% fue tocada con intención sexual en la vía pública. Dentro de esas cuestiones, que llamaron poderosamente la atención, ni la niñez ni el estado de embarazo "inhiben" a un acosador de cumplir su propósito: el total de las mujeres consultadas dijo que entre los 9 y los 22 años habían sufrido su primera situación de acoso callejero (y el 15% vivió su primera situación de acoso callejero antes de los 13 años). ¿Hay más? Sí. Ninguno de los hombres que realizan este tipo de actos asume que es un acto de acoso contra las mujeres.