San Juan 8 > Información General

"Las ciudades deben estar preparadas porque ninguna obra elimina los riesgos"

Así lo indicó Mario Barletta, pre-candidato a diputado nacional y presidente de la UCR, en una presentación de la experiencia de gestión de riesgo en la ciudad de Santa Fe. El ex intendente de Santa Fe, explicó por qué la ciudad capital recibió el "Premio Sasakawa" de Naciones Unidas para la reducción de desastres.

El presidente del radicalismo Mario Barletta visitó el viernes la localidad de Funes en el sur provincial, para participar del Seminario-Taller "Construyendo ciudades resilientes" organizado por el municipio local, conducido por la radical Mónica Tomei. Barletta fue el encargado de abrir el encuentro, para luego ceder la palabra a la Secretaria de Comunicación de la Municipalidad de Santa Fe Andrea Valsagna y al Director de Gestión de Riesgos Eduardo Aguirre Madariaga. Desde fines de 2007, cuando Barletta asumió el gobierno de la ciudad, Santa Fe comenzó a implementar una política de gestión del riesgo que fue evidenciando sus resultados positivos y fue distinguida internacionalmente.

Te puede interesar...

La actividad se desarrolló en el Museo Ferroviario "Juan Murray" y contó con la participación de organizaciones, dirigentes, especialistas y público en general. Barletta, como ex intendente de la ciudad de Santa Fe, sostuvo que "todas las localidades, ciudades, comunas, por más chicas o grandes que sean, deben tener en cuenta continuamente cuáles son los riesgos a los que están expuestas; por ello, cada acción o política que llevan a cabo deben ser pensadas y adecuadas a dichos riesgos".

Barletta destacó el papel de los ciudadanos en esta nueva concepción del riesgo, ya que "deben tomar realmente conciencia a lo que se está expuesto, por ello es muy importante la capacitación y educación continua, desde los niños en las escuelas hasta toda la sociedad".

El ex rector de la Universidad Nacional del Litoral remarcó que "lamentablemente la mayoría de las gestiones públicas no toman la decisión de invertir en la prevención de los riesgos, ya que son obras muy costosas y que prácticamente no se ven. Al no ser visibles, los ciudadanos creen que no se está haciendo nada". Pese a esta situación, Barletta consideró que "a la larga la gente valora, aprecia y reconoce que no es en vano invertir grandes sumas de dinero en estas obras publicas, mas allá de que tienen largos tiempos para que la sociedad lo visualice". En Santa Fe se realizaron diez obras claves desde 2007, hay cuatro en ejecución y cinco más planteadas para los próximos años, entre las que se cuentan la repotenciación de las estaciones de bombeo existentes y construcción de nuevas, la excavación y ampliación de reservorios, y el mejoramiento de entubados y desagües, entre las principales.

En Santa Fe, recordó Barletta, "asumimos la gestión de riesgo como política de Estado: conocer el territorio en el que vivimos, las obras que nos protegen y las medidas para enfrentar una emergencia hídrica. Estar informados es la base de una buena organización comunitaria y es un derecho de los ciudadanos para construir entre todos una ciudad más sustentable y segura".

El ex intendente de la ciudad capital explicó cómo se trabajo en los dos aspectos más importantes: "mejorar la capacidad física de la ciudad para recibir y evacuar el agua hacia afuera de los terraplenes, y elaborar un plan de contingencia para optimizar la organización de la comunidad ante eventos de gran magnitud".

"Hay que tener en cuenta -explicó el líder radical- que ninguna obra es infalible ni elimina totalmente el riesgo, por eso es fundamental que la ciudad esté preparada. Para esto se creó en Santa Fe el Sistema Municipal de Gestión de Riesgos, encargado de desarrollar programas de mitigación, prevención, preparación y respuesta ante emergencias, en forma conjunta con los demás actores de la ciudad: organizaciones comunitarias, las universidades, los vecinos de los distintos barrios, todos tienen algo para aportar y deben saber cómo tienen que actuar para reducir el impacto de los fenómenos naturales".

La ciudad de Santa Fe fue la primera en Argentina en sumarse a la campaña mundial "Desarrollando ciudades resilientes. Mi ciudad se está preparando"; obtuvo luego la calificación de "Ciudad Modelo Ejemplar" y fue elegida como una de las 12 ciudades integrantes de la Plataforma Temática de Riesgo Urbano, impulsada por Naciones Unidas. En mayo de 2011, Santa Fe fue galardonada con el premio Sasakawa de esa misma entidad "por los avances logrados en materia de comunicación efectiva de riesgos a los ciudadanos".