San Juan 8 > Mundo

Las cinco frases del Papa Francisco para acercar los sacerdotes a los fieles

Jorge Bergoglio dirigió la misa a los sacerdotes con la atención puesta en la relación de los religiosos con los fieles. Pidió aprender a "barrenar la ola" para superar la crisis.

Jorge Bergoglio encabezó una misa en la basílica de San Pedro especialmente dirigida a los sacerdotes con la atención puesta en la relación de los religiosos con los fieles.

 

Te puede interesar...

 

Su homilía fue dedicada a trabajar en superar la crisis de identidad sacerdotal, para eso exhortó a los curas a abandonar los púlpitos, la gestión administrativa y volver a encontrarse con la gente, ser “pescadores de hombres”. Invitó tanto a los fieles como a los religiosos a aprender a “barrenar la ola”. Entre las frases más salientes se destacan:

 

 

1. Periferia. “Los sacerdotes tienen que salir a las periferias, donde hay sufrimiento, hay sangre derramada, ceguera que desea ver, donde hay cautivos de tantos malos patrones”.

 

 

2. Del corazón. "El sacerdote que sale poco de sí, que unge poco - no digo nada porque nuestra gente nos roba la unción, gracias a Dios - se pierde lo mejor de nuestro pueblo, eso que es capaz de activar lo más hondo de su corazón presbiteral".

 

 

3. Paga asegurada. "El que no sale de sí, en vez de mediador, se va convirtiendo poco a poco en intermediario, en gestor. Todos conocemos la diferencia: el intermediario y el gestor ya tienen su paga, y puesto que no ponen en juego la propia piel ni el corazón, tampoco reciben un agradecimiento afectuoso que nace del corazón".

 

 

4. Olor a oveja. “Algunos (sacerdotes) están insatisfechos, terminan tristes y convertidos en una especie de coleccionistas de antigüedades o bien de novedades, en vez de ser pastores con 'olor a oveja', pastores en medio de su rebaño, y pescadores de hombres. Les pido que tengan olor a oveja, que se sienta".

 

 

5. Salir de la crisis. “La así llamada crisis de identidad sacerdotal nos amenaza a todos y se suma a una crisis de civilización. Pero si sabemos barrenar su ola, podremos meternos mar adentro en nombre del Señor  y echar las redes”.