"
San Juan 8 > País

La “misa” ricotera dejó 23 heridos, 15 detenidos y un caso insólito: un chico "atrapado" en un baño químico

Entre los 150 mil espectadores que asistieron al recital del Indio Solari, fueron derivados al hospital Perrupato jóvenes con hipotermia y muy alcoholizados. La policía tuvo una mínima intervención.

 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      
 Embed      

Por Carina Luz Pérez

Te puede interesar...

El frío y el alcohol fueron los problemas más serios durante y después del recital del Indio Solari. Así lo dicen quienes asistieron al histórico show del líder ricotero, como los médicos apostados para la asistencia de las 150 mil personas en el Jorge Ángel Pena y los policías que trasladaron a más de un borracho dormido al polideportivo municipal Torito Rodríguez para que no sufrieran hipotermia. Las gélidas temperaturas de la noche del sábado sumadas al alcohol fueron las causas frecuentes de consulta en los puestos del Servicio de Emergencia Coordinado, el hospital Perrupato y los médicos que apostó la producción del espectáculo.

“El frío afectó mucho a los chicos. Si bien llegaban lúcidos y conscientes, estaban pasados de alcohol. El mayor problema fue el frío que pasaron, venían con hipotermia y los dejábamos en la sala de espera para que se recuperaran”, explicó el director del hospital Perrupato, Gustavo Patti.

En total, y sólo en ese nosocomio, asistieron a 23 personas, de las cuales ocho necesitaron quedar internadas por diferentes problemas asociados al recital, como una mujer con fractura de cadera de antigua data que sufrió una nueva caída, varios con esguinces, y muchos más intoxicados con alcohol y con diversos grados de hipotermia.

“Los veíamos bajar de los micros, porque la cola de transportes llegó hasta el hospital y todos venían muy desabrigados y por más que caminaron 3 kilómetros hasta el autódromo, saltaron y cantaron, hacía muchísimo frío”, indicó Patti.

En cuanto a la seguridad, el jefe de la Policía Distrital de la zona Este y jefe del operativo para el espectáculo, comisario Daniel Silva, informó que fueron detenidas 15 personas, algunas porque tenían entradas truchas, otras porque estaban muy ebrias y violentas, y algunas coladas agresivas.

Hubo un solo herido por un botellazo, otro chico de 25 años fue atropellado a la salida del show y por una fractura fue llevado al Hospital Central, y otro asistente fue auxiliado por bomberos. No se registraron robos, asaltos o peleas con arma de fuego o blanca.

“Con estos resultados, podemos decir que la intervención policial ha sido mínima si tenemos en cuenta la cantidad de personas congregadas. Todavía estamos sacando números y ellos también, pero creemos que son alrededor de 200 mil fanáticos los que fueron al espectáculo. Creemos haber cumplido con la misión de garantizar la seguridad de todo San Martín, no sólo del recital porque las novedades fueron muy leves. En mis 30 años de servicio, nunca vi algo similar. Esperábamos lo que pasó, muchos ebrios e intoxicados, que algunos de los asistentes usaran insultos para referirse a la policía, pero se le instruyó al personal para que entendiera que se trata de un público especial, que eso es parte del folclore de los ricoteros y lo manejamos bien”, dijo Silva.

El comisario agregó: “Se hicieron patrullajes durante todo el recital y después de que terminó y llevamos a muchos chicos totalmente borrachos a dormir la mona al polideportivo municipal. No se cuántos trasladamos, pero fueron muchos”.

Atascado en el baño

Un hecho curioso fue descubierto por el propio Silva a las 4 de la madrugada, al encontrar a un chico atascado en un baño químico, totalmente cubierto de materia fecal, borracho y con un cuadro de hipotermia, a quien fue necesario asistir con la presencia de bomberos para sacarlo de la base del baño.

“Suponemos que estuvo saltando y se cayó, no sabemos realmente. Fue trasladado al Perrupato y quedó asistido allí, pero no tenía nada grave, parecía que se fracturó un brazo, pero nada serio”.

Trabajaron alrededor de 1.200 policías, desde el Arco Desaguadero hasta San Martín, en los alrededores del autódromo y adentro del mismo.

“Estamos orgullosos de estos resultados, sobre todo porque hubo muchas versiones sobre que podía haber destrozos, peleas y la verdad es que todo fue con mucha tranquilidad, se portaron muy bien los chicos”, agregó el jefe policial.