San Juan 8 > Ovación

La dupla entró en recesión

Emmanuel Gigliotti y Facundo Curuchet atraviesan su peor momento en el torneo. El goleador Sabalero no convierte desde la 8ª fecha ante Newell’s. Por su parte, el entrerriano no marca desde la 9ª frente a Vélez.

Mariano Cassanello

ovacion@unosantafe.com.ar

Te puede interesar...

Cuando el equipo jugaba mal y no obtenía resultados, lo único destacable que mostraba Colón era la dupla de ataque conformada por Facundo Curuchet y Emmanuel Gigliotti. Nadie se animaba a cuestionar a estos dos jugadores ya que se destacaban por encima del resto, en virtud de los goles que marcaba el ex delantero de San Lorenzo y el desequilibrio que aportaba el atacante surgido de las divisiones inferiores del club.

Por ese entonces, cualquier futbolista del plantel podía perder la titularidad, menos ellos dos que eran intocables para Roberto Sensini, como así también para Pablo Morant que los ratificó como dupla ofensiva apenas se hizo cargo del equipo. Sin embargo, en los últimos partidos ambos futbolistas fueron bajando considerablemente el nivel de juego y eso, más allá de los resultados, fue perjudicial para el equipo.

Está claro que en virtud de la propuesta futbolística que intenta llevar a cabo el cuerpo técnico, tanto Curuchet como Gigliotti por muchos minutos del partido pasan inadvertidos, porque Colón tiene muy poco la pelota y los puntas quedan absolutamente aislados y muy lejos de los volantes.

En baja

En el último compromiso ante Godoy Cruz se notó el fastidio de Curuchet cuando fue reemplazado para que ingrese Rubén Ramírez, el enojo del delantero entrerriano tenía que ver con su baja producción, pero también con la posición en la que se había desempeñado.

El miércoles pasado, Morant había manifestado en conferencia de prensa que la idea para el partido ante el elenco mendocino era que Curuchet se estacionara por el sector izquierdo, ya que por derecha termina superponiéndose con Gabriel Graciani quien permanentemente llega al fondo para enviar el centro. Pero cualquier persona que observa habitualmente a Colón se da cuenta que Curuchet se siente mucho más cómodo por derecha y es por el sector en donde mayor provecho puede sacar. Sin embargo, el entrenador lo mandó a jugar por el lado opuesto y eso se notó en su rendimiento.

Al finalizar el partido dijo: “No es mi posición, pero de a poco le voy agarrando la mano. Si no lo hago tendremos que cambiar y pedirle al Flaco (Morant) jugar más arriba, cada uno debe cumplir con lo que le pide el técnico, pero se me complica porque no es mi perfil. No rindo por izquierda”, fueron las precisas palabras de Curuchet en los vestuarios del Malvinas Argentinas.

En consecuencia, habrá que esperar que determinación toma el entrenador en función del rendimiento y la opinión que manifestó Curuchet luego de la goleada. Si bien es cierto que Morant está para decidir, también es bueno y seguramente lo hará, escuchar lo que piensa el jugador, en este caso Curuchet que no se halla jugando por izquierda.

El último partido que rindió en un gran nivel fue ante Vélez en donde además marcó el gol en tiempo de descuento que le permitió al elenco Sabalero dar vuelta el resultado ya que había comenzado perdiendo en el arranque del juego. Luego del choque ante el Fortín, Curuchet no jugó bien frente a Racing, más allá de que participó en el gol del empate.

Con Arsenal tuvo otro juego deslucido, ya que nunca pudo hacer prevalecer su velocidad y a los 18 minutos del segundo tiempo fue reemplazado por Facundo Callejo, quien debutó en Primera División. Lo dicho, con el Tomba salió a los 10 minutos del complemento, algo impensado un tiempo atrás en donde junto a Gigliotti eran la carta de triunfo del elenco sangre y luto.

Sequía goleadora

Justamente el goleador rojinegro es otro de los que bajó abruptamente su nivel, y eso sobre todo se nota en el arco rival, el Puma no marca desde la 8ª jornada ante Newell’s, en donde lo hizo por partida doble para permitirle el triunfo a Colón en el Coloso Marcelo Bielsa. En ese encuentro llegó al límite de tarjetas amarillas y en consecuencia no estuvo en el partido siguiente ante Vélez. Retornó frente a Racing y estuvo lejos de marcar, ya que prácticamente no dispuso de ninguna chance concreta en Avellaneda.

En el choque con Arsenal, el arquero Campestrini le terminó ganando el duelo en un par de oportunidades pero pese a no marcar se mostró peligroso en ataque y exigiendo siempre a la defensa rival, algo que no ocurrió ante Godoy Cruz.

Por eso, con la sinceridad que lo caracteriza Gigliotti analizó el partido ante el conjunto mendocino: “La verdad que no tuve una situación de gol, me llegaron muy pocas pelotas, ellos estaban bien parados y terminé quedando muy solo con los centrales de Godoy Cruz. Con Arsenal manejamos más la pelota que era lo que nos faltaba en partidos anteriores, pero con Godoy Cruz no dispusimos de jugadas claras para convertir a excepción de un cabezazo de Iván (Moreno)”, aseguró.

Para luego agregar: “Seguro que uno extraña la falta de gol, de todas formas lo que más duele es la derrota. No obstante, como decía antes, no tuve situaciones de gol y cuando no generás quedás más preocupado”. El último antecedente en el que Gigliotti estuvo tantos partidos sin marcar goles se produjo en el campeonato pasado (Inicial 12) cuando convirtió su primer gol con la camiseta de Colón en la 2ª fecha ante San Martín de San Juan en calidad de visitante. En tanto que el siguiente lo consiguió en la 9ª jornada, cuando Colón se impuso por 4-2 a Vélez, en el José Amalfitani, marcando dos tantos de cabeza.